Lewis Hamilton muestra que no cualquiera gana con un Mercedes

La victoria de Lewis Hamilton en el GP de Baréin el pasado fin de semana, fue un claro mensaje del británico para aquellos que dicen que cualquiera puede ganar con el coche alemán. Pese a no tener el coche más rápido del fin de semana, consiguió batir a Max Verstappen y a su Red Bull. El siete veces campeón tiene claro que lo logrado sirve para dejar de claro que sus seis títulos en Mercedes no se habrían sucedido sin que su talento exprimiese el monoplaza. Hamilton afirma que no es la primera vez que su rendimiento reivindica sus logros.

F1

"La carrera del pasado domingo definitivamente fue una bendición, quizás algo disfrazada. Siempre tienes la oportunidad de demostrarle a la gente que se equivoca y me gusta pensar que el domingo hice una gran demostración de ello", afirmaba en declaraciones a Autosport. "Pienso que en el pasado ya he tenido varias oportunidades en el pasado para hacerlo, es lo que tiene haber estado aquí durante mucho tiempo, pero espero poder contar con muchas más oportunidades en el futuro para poder volver a demostrar lo que fui capaz de hacer en Baréin", ha añadido.

El heptacampeón se alzó con la victoria tras una dura batalla con Verstappen, quien se vio obligado a devolverle la posición tras utilizar el exterior de la pista para adelantar. No obstante, la velocidad demostrada por la escudería energética ha hecho que Lewis sacase a la palestra las dudas sobre el rendimiento que tendrán en cada circuito tanto Mercedes como Red Bull.

"Creo que el ritmo de Red Bull es increíblemente fuerte, como pudisteis ver. No podemos alcanzarlos en clasificación ahora mismo. Obviamente, pensé que podríamos acercarnos en la carrera, pero eso estuvo demasiado cerca para mi gusto. La cosa es que no sabemos cuánto mejores serán en otros lugares a los que vayamos o cuánto mejores o peores seremos nosotros", ha expresado para finalizar.