El X44 de Lewis Hamilton lidera el primer día de la Extreme E en Al-Ula

La Extreme E había prometido un gran espectáculo en Al-Ula, este fin de semana y la jornada inaugural del X Prix del Desierto mostró precisamente eso, con una competición asombrosa, escenarios impresionantes, gran dramatismo con accidentes incluidos, y una sensacional lucha por el primer puesto de la clasificación, que finalmente ganaron Sébastien Loeb y Cristina Gutiérrez, el dúo del equipo X44 de Lewis Hamilton. La pista de alta velocidad de 8.8 kilómetros fue diseñada para llevar a los pilotos y a los coches absolutamente a sus límites. Y no defraudó.

X44

El trazado, que serpentea de forma espectacular entre cañones, barrancos y dunas, está plagado de rocas y ondulaciones por partes iguales, con subidas empinadas que se compensan con un descenso de 100 metros a 45 grados que algunos competidores comparaban con una pista de esquí. Para casi todo el mundo, representó un viaje a lo desconocido. "Sí, pienso que lo hicimos bien. Yo tuve una vuelta limpia en la primera clasificación, Cristina hizo lo mismo, así que terminamos segundos en la clasificación pero muy cerca de los primeros", comenzó Loeb su análisis del día.

"En la segunda clasificación había una gran diferencia entre la tercera y cuarta posición así que decidimos no tomar demasiados riesgos, solamente intentar asegurar nuestra posición en el segundo lugar. Fue lo que hicimos pero finalmente nuestros principales rivales cometieron un error en el cambio de pilotos, así que tenemos el primer lugar después de la clasificación”. “¡Eso es perfecto! No podíamos esperar comenzar mejor la carrera", finalizó el francés. El error al que hace referencia tuvo como protagonista al equipo Rosberg X Racing, formado por Molly Taylor y Johan Kristoffersson, que logró una ventaja de pocos segundos en la sesión de clasificación de la tarde para superar a los pilotos del X44.

Pero Taylor excedió la velocidad máxima permitida en la zona de cambio de pilotos, por lo que recibió una penalización de 60 segundos que hizo caer al equipo de Nico Rosberg de primero a tercero. "¡Estuvimos primeros hasta el final! Y fuimos muy rápidos pero después tuvimos un problema técnico, y en el pitlane, demasiada velocidad, porque se ha quitado el botón, y entonces nos han dado una penalidad de sesenta segundos. Una locura”, dijo Nico Rosberg, debutando en su nuevo papel como dueño de equipo.  "Es una carrera muy larga, y creo que va a ganar el piloto que llegue al final de la carrera, porque es muy complicado. Estoy contento porque nuestros pilotos han hecho un trabajo muy bueno", agregó.

La segunda posición, ante la sanción recibida por Taylor y Kristoffersson, quedó en poder detrás del equipo de Carlos Sainz y Laia Sanz. "Me siento bien. La verdad es que estamos segundos en este primer día de competición, sabemos que hay mucha gente buena, mucho talento, muchos campeones del mundo, pero aquí estamos Laia y yo, hemos hecho, creo, una buena calificación y mañana vamos a esa prefinal. Solo pasan dos, pero vamos a intentarlo", dijo, por su parte, Carlos Sainz.

El ODYSSEY 21 de Andretti United también estuvo entre los protagonistas, pero un pinchazo en la Q1 le costó tiempo al equipo y provocó un esfuerzo heroico de Catie Munnings, que completó gran parte de su vuelta con problemas en el coche mientras el neumático trasero derecho colgaba precariamente de la llanta. Esto limitó a la británica y a su compañero sueco Timmy Hansen a la cuarta posición de la general y significa que tendrán que superar la "Crazy Race" de mañana si quieren llegar a la final.

Acciona Extreme E

En la Crazy Race estarán acompañados por el Hispano Suiza XITE Energy Team (Oliver Bennett / Christine Giampaoli Zonca) y el JBXE (Jenson Button / Mikaela Åhlin-Kottulinsky), quienes tuvieron su cuota de inconvenientes este sábado. El primero recibió una penalización de 75 segundos por exceso de velocidad en la zona de cambio de pilotos, mientras que el segundo perdió tiempo con una detención en la pista tras golpear un bache en la Q1. Una prometedora labor de Button y Åhlin-Kottulinsky en la Q2 se vio truncada por penalizaciones de casi tres minutos que recibieron por una infracción en la zona de cambio de pilotos y por exceso de velocidad, aunque el equipo del Campeón del Mundo de F1 de 2009 se vio beneficiado por problemas aún mayores de tres de sus adversarios.

Tras un viernes difícil, los problemas del equipo de Chip Ganassi continuaron en Arabia Saudí, con un fallo en la dirección asistida que obligó a Kyle LeDuc y Sara Price a luchar físicamente con su ODYSSEY 21 hasta el final de la Q1, una situación que el primero describió como "una pelea a puñetazos" dentro de la cabina. Otros problemas impidieron a Price llegar a la línea de salida en la Q2, lo que significa que ella y LeDuc se limitarán al "Shoot Out" del domingo.

Otros equipos que sufrieron problemas fueron el ABT CUPRA XE cuya piloto Claudia Hürtgen, afortunadamente, salió ilesa de un espectacular accidente en la Q1 y el Veloce Racing, donde un vuelco de Stéphane Sarrazin, también en la clasificación, fue suficiente para que la escudería británica quedara fuera del resto del fin de semana por los daños en el coche.