Lewis Hamilton salva su victoria más complicada de los últimos años

Lewis Hamilton ha vuelto a ganar en la primera carrera del año, pero esta vez le ha sido especialmente difícil. El piloto inglés se ha servido de la estrategia para ganar a Max Verstappen, que le ha presionado hasta la última vuelta. Una victoria para irse líder pero seguro que no está contento después de comprobar cómo, de momento, no tienen el mejor coche con diferencia de la parrilla. Por su parte, Valtteri Bottas terminó 3º tras un ritmo pobre y problemas en sus paradas.

Lewis Hamilton

Hamilton ha explicado su complicada carrera: "¡Vaya carrera más difícil! Definitivamente, al parar pronto, sabíamos que sería difícil, pero teníamos que cubrir a Max y mantener la posición en pista. Han tenido un rendimiento increíble todo el fin de semana, así que hacía falta algo muy especial para conseguir la victoria esta noche. Hemos parado en el último stint y ha sido difícil encontrar el equilibrio adecuado entre empujar fuerte y guardar el rendimiento de los neumáticos para el final de la carrera. Max se me ha echado encima justo al final, pero he podido aguantarle por los pelos".

"Ha sido una de las carreras más duras que he hecho en mucho tiempo, así que estoy muy agradecido por ello y por los hombres y mujeres de la fábrica y de aquí, por seguir superando los límites y no rendirse nunca, aunque sintamos que vamos por detrás. Pero nos encanta el reto, me encanta el reto, me encanta lo que hago" ha dicho el actual campeón para finalizar.

Bottas, por su parte, se mostró mucho más triste después de otra carrera complicada: "Hemos perdido mucho tiempo en la parada lenta en boxes, por lo demás ha sido una carrera muy igualada con Red Bull. Los coches estaban bastante cerca en cuanto a ritmo, pero si pierdes 10 segundos así, compitiendo contra Max y Lewis, no vas a recuperarlos. A nivel personal no es satisfactorio, pero al menos como equipo tenemos más puntos que Red Bull. Fue lo correcto parar al final para poner neumáticos nuevos y marcar la vuelta rápida, así que tenemos un punto extra".

Sin embargo, Bottas también ha sabido sacar lo positivo del día: "El coche era más manejable hoy, era mejor que ayer y seguimos dando pasos adelante. Espero que podamos seguir progresando. Tenemos tres semanas de trabajo por delante antes de Imola. Si nos hubieran dicho en los entrenamientos que tendríamos dos pilotos en el podio y que estaríamos en lo más alto de la tabla de Constructores tras la primera carrera, lo habríamos aceptado".