Stefano Domenicali habla sobre la expansión de la Fórmula 1 y del supuesto racismo de la máxima categoría del automovilismo

Stefano Domenicali ha concedido una entrevista al rotativo británico Daily Mail donde asegura que no es vergonzoso correr en Arabia Saudí y que la Fórmula 1 no es un espectáculo racista. Stefano Domenicali ha tratado algunos temas un tanto polémicos en unas declaraciones realizadas al diario inglés Daily Mail. Especialmente, ha dado su punto de vista acerca de la expansión de la Fórmula 1 en países con derechos democráticos muy restringidos, como puede ser Arabia Saudí, y también sobre el asunto de si existe racismo o no en un mundo como el de la máxima categoría del automovilismo mundial.

Stefano Domenicali

En lo referente a lo primero, Domenicali no cree que sea algo que pueda crear vergüenza ajena y bochorno dentro del paddock, ya que el celebrar una carrera en un país de este tipo puede ayudar a que se mejore la calidad de vida de las personas residentes allí. Además, también ha comentado que está trabajando en un calendario ideal en el que un tercio de las carreras sean en Europa y se instauren nuevas carreras en Miami, Sudáfrica, Corea, India y en el norte de África (probablemente Marruecos o Argelia):

"No nos da ningún tipo de vergüenza (correr en Arabia Saudí), ya que el llevar nuestra competición a estos países puede ayudar a que nuestros valores se transmitan más rápidamente y países de este tipo se puedan democratizar más rápidamente. En cuanto al calendario, estamos evaluando realizar un tercio de las carreras en Europa y organizar carreras en nuevos países como Sudáfrica, Corea, India y en el norte de África, así como realizar una segunda carrera en Estados Unidos, que será en Miami", ha asegurado Domenicali.

En lo referente al asunto del racismo en la Fórmula 1, Domenicali cree que, lejos de existir un contexto racista, el hecho de que el campeonato se haya expandido a más países de los originarios del campeonato, también dice mucho del multiculturalismo existente. Además, asegura querer hablar del tema del acto en la parrilla antes de las carreras, ya que se deben hacer acciones más allá de actos puntuales:

"No percibo que haya racismo en la Fórmula 1 sino al contrario. Cada vez hay mayor diversidad en el campeonato fruto de la expansión del mismo. De todos modos, quiero tratar el tema con los pilotos, ya que queremos ir más allá de lo que pueden ser actos y simbología, sino que queremos ayudar a personas que no pueden tener acceso a según que estudios a entrar dentro de la Fórmula 1, así como también queremos ayudar a que más mujeres puedan optar a puestos de relevancia dentro de este mundo", ha finalizado el italiano.