Alpine acelera sus planes para 2023 gracias a la congelación de motores

Ya se van conociendo las reacciones de los equipos al anuncio de congelación de motores para la próxima temporada. En este caso, las declaraciones vienen del mismo jefe de motores de la escudería Alpine, Remi Taffin. Para él, el impacto de la congelación de motores para la próxima temporada es positivo ya que les permitirá trabajar desde ya en la temporada de 2023.

Esteban Ocon a bordo del Alpine A521
Alpine

Los planes de Alpine pasaban por hacer que el motor de 2020 sirviera como base para las temporadas próximas. Esto sabiendo que para 2023 tendrían otro cambio de reglamentación. Sin embargo, la congelación de motores para la próxima temporada hacen que puedan acelerar el desarrollo de la nueva unidad de potencia.

Los franceses ya han revelado que están evaluando un cambio de concepto en su sistema motopropulsor. Su idea es dividir el turbo y el compresor al igual que hace Mercedes. Además, Taffin dijo que las actualizaciones planeadas para la temporada pasada se implementaron durante el invierno debido a la congelación de motores en 2020 por la pandemia de COVID-19.

"Implementamos durante el invierno las modificaciones que pronosticamos para la mitad de la temporada del año pasado, por lo que es más una evolución", dijo Taffin. También espera que con estos cambios mantengan la fiabilidad mostrada el año pasado al mismo tiempo que mejoren el rendimiento. 

Al igual que Renault, el resto de proveedores de unidades de potencia dieron la bienvenida a la medida como una solución para reducción de costes. Y obviamente, la mayor beneficiada ha sido Red Bull quienes podrán seguir usando unidades de potencia Honda pese a su salida de la F1.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.