Los pilotos de Mercedes coinciden en que el problema del coche es su parte trasera

Mercedes ha podido completar un día con menos problemas que ayer, pero no se han librado de ellos. Lewis Hamilton provocó una de las banderas rojas de la mañana al trompear y quedarse varado en la grava, lo que demuestra que los pilotos de la escudería alemana todavía no están cómodos con el coche. Los dos han hablado sobre el día en sus respectivos coches.

Mercedes

Valtteri Bottas consiguió el mejor tiempo del día, completando 58 vueltas. El piloto finlandés, no obstante, no levanta las campanas al vuelo. "Me ha ido mucho mejor que ayer, sin duda. Por fin he podido dar algunas vueltas y algunas tandas limpias para aprender realmente sobre el nuevo coche y probar algunas cosas. Siempre es bueno cuando se aprende y de eso tratan las pruebas, de tener la oportunidad de hacer cosas diferentes y ver cómo reacciona el coche", ha empezando diciendo Bottas.

"Como piloto, utilizas esa información en un fin de semana de carreras, así que es muy importante. Si los cambios de configuración funcionan o no, es una información valiosa"

Bottas ha dicho cuál es, para él, el punto flaco del coche: "Es cierto que aquí hay más viento del que hemos tenido en una carrera, pero uno de los mayores problemas del coche es la parte trasera: es bastante ágil y no perdona. Con los nuevos neumáticos, es bastante sensible, así que tenemos que calmar un poco el coche".

El finlandés no ha querido hablar sobre dónde cree que están sus rivales: "Como siempre, nos centramos en cumplir con nuestro programa y maximizar el aprendizaje. Nunca se sabe qué cargas de combustible lleva la gente. Esperemos que al final de mañana, tengamos una mejor idea de dónde estamos".

Lewis Hamilton, pese a su trompo, también ha completado 58 vueltas, pero se ha quedado en una posición más discreta, la 15º, ya que su tiempo fue por la mañana, con la pista sucia. El inglés ha echado a la pista la culpa del mal rendimiento de su coche estos días: "Estaba bien, mejor que ayer, no había tanta arena. La pista no tiene una gran cantidad de agarre y las tandas largas no son las más fáciles, pero al menos ha salido el sol. El equilibrio ha mejorado ligeramente comparado con el de ayer, pero todavía estamos trabajando en algunas cosas. Hoy el viento ha dado un giro de 180º, por lo que la pista era muy diferente, y se podía empujar en ciertos lugares donde ayer no se podía. El viento era muy fuerte, como pude comprobar en la curva 13".

Mercedes

Hamilton ha incidido en el mismo punto problemático que Bottas: "La parte trasera no se siente particularmente bien con este nuevo cambio de regulación, pero todavía estamos tratando de encontrar el punto dulce. Tenemos menos kilometraje que algunos de los otros, como Red Bull, pero estamos tratando de seguir nuestro programa y gestionar las vueltas para tratar de ser eficientes. Nos estamos centrando en entender el coche, no tiene sentido", ha dicho el actual campeón para finalizar.