La FIA impulsará la utilización de un dispositivo para registrar datos de los accidentes

La tecnología ha avanzado enormemente, y en ese aspecto la FIA ha creado un dispositivo en colaboración con la empresa AiM Technology, el cual recibirá datos cuando veamos un accidente en pista. La FIA ha lanzado el registrador de datos de impactos (IDR por sus siglas en inglés), con el firme objetivo de que todos los coches cuenten con él.

AiM Technology

Por otro lado y debido a su bajo coste, el dispositivo tiene otras características que lo hacen ideal para que sea utilizado en cualquier categoría del automovilismo. La F1 utiliza un dispositivo similar que recopila datos de los accidentes, el ADR, aunque menos del 1% de los coches lo llevan y su coste es muy elevado.

El dispositivo es muy práctico, ya que solo mide 6 centímetros y pesa 12 gramos, aunque su vida útil es de dos años y tiene la capacidad de capturar datos primarios y secundarios de más de 80 accidentes. También, contará con una aplicación para teléfonos móviles la cual visualizará y descargará los datos que el dispositivo haya recopilado de un accidente.

Incluso, podrá añadir desde fotografías hasta vídeo del incidente para ayudar a la investigación. Con respecto al tema y en unas declaraciones a la web de la FIA, Graham Stoker, vicepresidente de la FIA, ha hablado comentando que la implementación del dispositivo en todas las categorías es de vital importancia, aunque espera que dicho dispositivo se vuelva algo habitual y que deje de ser solo algo novedoso.

“Esta es una gran oportunidad para mejorar la seguridad en el deporte mundialmente. Hemos creado un registrador de datos accesible utilizando una tecnología que puede ser utilizada en cualquier campeonato, y queremos que todos lo ajusten a sus coches de competición. En última instancia , utilizar un registrador de datos de impactos tiene que convertirse en parte del sistema de seguridad del coche, será como ponerse los guantes o llevar el casco”.