Pemex: la pelea de Sergio Pérez fuera de las pistas

Sergio Pérez mantiene una lucha legal contra Petróleos Mexicanos (Pemex) por incumplimiento de contrato. En el año 2018, Sergio Pérez anunciaba la llegada de un nuevo patrocinador: Petróleos Mexicanos (Pemex). La petrolera de su país natal se unía así a los patrocinadores de Checo y Force India, su equipo de entonces.

Sergio Pérez tendrá más luchas en 2021 que las que dispute en la pista

En ese momento, cualquier patrocinio era crucial la escudería: la situación económica era muy delicada. Esos problemas económicos llevaron al concurso de acreedores durante ese verano y a la compra de Lawrence Stroll del equipo, ahora llamado Aston Martin. Sin embargo, la situación cambió a principios del año 2019. La llegada de López Obrador implantó una política de austeridad en el país, que le llevó a recortar inversiones en asuntos no esenciales.

Esto, unido a las grandes pérdidas de Pemex (16.600 millones de dólares en 2019), llevó a la cancelación del contrato de patrocinio. Ahora, el diario Reforma ha confirmado el litigio entre el piloto de Red Bull y su antiguo patrocinador. De acuerdo con Pérez, el contrato se terminó de manera anticipada y con mala fe, por lo que reclama 2,8 millones de dólares a la empresa estatal.

Los patrocinadores de origen mexicano siempre han estado presentes allá donde ha ido Sergio Pérez. Las marcas de Carlos Slim, como Claro, Telmex o Telcel han sido el gran impulso de Pérez, desde la GP2 hasta la Fórmula 1. De acuerdo con El Economista, en el año 2019 Pemex era la marca más valiosa de México y la 203.ª del mundo. Sin embargo, las pérdidas que sufren les han hecho abandonar cualquier patrocinio.

A día de hoy, Pemex cuenta con una deuda de 110.000 millones de dólares, lo que la deja como la petrolera más endeudada del mundo, de acuerdo con El País.