De la Rosa recuerda sus inicios como comentarista: "McLaren y Ferrari controlaban todo lo que decíamos"

Desde hace ya mucho tiempo la voz de Pedro Martínez de la Rosa nos ha acompañado en España durante las carreras de la Fórmula 1. El expiloto español empezó a comentar las carreras cuando aún era piloto en activo. El barcelonés ha contado en el diario MARCA como fueron sus inicios.

Pedro de la Rosa conduce un McLaren Senna
Pedro Martínez de la Rosa

De la Rosa contó las circunstancias en las que empezó a comentar carreras junto al equipo de Antonio Lobato: "Como piloto reserva de McLaren iba a todas las carreras. El viernes estaba ocupado y el sábado desde las 2 ya no había sustituciones. Podía elegir: casa o circuito. Lobato me propuso comentar un domingo, me gustó la idea y McLaren me dejó".

El español cuenta una anécdota derivada de la informalidad con la que surgió el acuerdo: "McLaren decía que lo tenía que hacer a nivel privado, no como portavoz del equipo. Entonces, fui y aparecí con ropa normal sin nada que fuera de McLaren. Los patrocinadores me vieron y se quejaron a McLaren. Me preguntaron y les dije que yo había hecho lo que me habían pedido. Se cambió y aparecí con la ropa del equipo. Interesaba la parte comercial para McLaren y yo me lo pasaba bien con Lobato. Tenía información de la estrategia y del circuito, que lo había visto toda la semana".

"McLaren y Ferrari controlaban todo lo que decíamos. Una persona vigilaba y luego transcribía todo lo dicho en una carrera para comprobar que eran comentarios responsables. Luego ya dejan de monitorizarte, hay más confianza y menos miedo", añadió Pedro sobre la relación de sus equipos con su nueva labor.

De la Rosa habló sobre su labor como comentarista: "Te vas soltando, ganas desparpajo y dices lo que piensas. El experimento salió bien y aquí estamos. Se conocía poco sobre la estrategia. Había una necesidad didáctica. Si la Fórmula 1 no se explica bien no atrae por el reglamento que hay. La gente no se engancha".

Pedro Martínez de la Rosa

De la Rosa explica su manera de contar las carreras. El expiloto de McLaren o Sauber quiso aclarar que huye del papel de especialista, pese a ser un reputado conocedor del mundillo: "Lo que intento es equilibrar, el explicar bien y mezclar vivencias divertidas. Es una obligación, porque no se puede ser demasiado técnico. Mi valor añadido es ese. Los técnicos saben más, pero el gran riesgo es aburrir".

"Los frikis, como yo, de la Fórmula 1, vamos embalados, que si los compuestos, que si el peso, vamos al 500%, pero mucha gente se conecta el domingo y no se puede pecar de saberlo todo. Esto no es Pasapalabra", añadió el catalán.

Para finalizar, De la Rosa cuenta su día más complicado como comentarista: "Cuando Hamilton y Alonso pierden el Mundial de 2007 en Interlagos. Era nuestro y perdimos. No tenía ni ganas de comentar nada. Me sentía hundido. Al año siguiente en 2008, con la lucha Massa-Hamilton, ni lo vi. Tiré el micrófono y pensé que otra vez habíamos perdido. No ayudé nada a Lobato. Fue brutal".

Y por último, recuerda un momento muy agobiante de hace poco: "Mi pesadilla es de 2018. En el GP de España tenía que ir hacia el podio a hacer entrevistas y vi que no llegaba. Había atasco con el ascensor y yo oía los himnos. Llegué sudadísimo, fue horrible. Tengo pesadillas con que no llego".

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios