La superación como forma de vida

Mi nombre es Belén Ameijenda, tengo 24 años, nacida de Argentina, más precisamente de Buenos Aires. Nací con una malformación congénita denominada Espina Bífida, también conocida como Mielomeningocele, por lo que cuando nací los médicos diagnosticaron que jamás iba a poder caminar debido a la falta de fuerza y musculatura que tengo como secuela.

https://twitter.com/BeluuAmeijenda

Sin embargo, gracias a mi familia, a mi kinesióloga Florencia Orzali y a todo el cuerpo médico que me acompañó y sigue acompañándome, pude salir adelante y al año de vida estaba de pie dando los primeros pasos con un andador, el cual me ayudaba a poder caminar. Hoy en día, me movilizo con muletas, los cuales ya son parte de mí. Esto hizo que pueda romper cualquier pronóstico médico, y creo que no hubiera sido posible sin el incentivo de mi familia, amigos y también de mi fuerza de voluntad.

Desde que tengo uso de razón, busco todas las maneras posibles de seguir adelante e ir superándome a mí misma. Es por eso, que hoy en día me encuentro en un proyecto único a nivel latinoamericano para poder cumplir mi gran sueño, correr en automovilismo deportivo, una pasión que me acompaña desde muy pequeña, la cual comenzó viendo algunas categorías nacionales como así también de Fórmula 1 en televisión.

Todo esto, aumentó cuando pude estudiar periodismo deportivo con el propósito de poder cubrir alguna carrera a pesar de que mi gran sueño era ser piloto. Hoy en día, me encuentro con la habilitación médica otorgada por el médico del Autódromo Roberto Mouras, la cual me habilita a poder estar presente en este hermoso deporte. En enero pude presentar los estudios obligatorios para poder, dentro de poco, obtener la licencia y confirmar el equipo y el coche con el cual estaré compitiendo en la categoría de Fórmula 1100 Bonaerense.

https://twitter.com/BeluuAmeijenda

Yendo más en concreto, y para hablar de lo que trata esta categoría, se puede decir que compite en diferentes circuitos de Buenos Aires una vez por mes, sólo por citar algunos de ellos son, el Autódromo Roberto Mouras, Autódromo Oscar y Juan Gálvez y/o Autódromo de Dolores. Para cerrar este artículo, a nivel personal implica una responsabilidad enorme ya que es algo único a nivel latinoamericano ya que por primera vez, una mujer con discapacidad competirá en el automovilismo deportivo.

Esto también me da una gran satisfacción, ya que nos dará el pie de poder llevar un mensaje de inclusión y de positividad a toda la sociedad, para esto es necesario que medios de comunicación puedan difundir este gran proyecto como así también que más empresas, organizaciones y emprendimientos quieran ser sponsors poniendo su granito de arena y de esta manera no solo tener la difusión correspondiente, sino también pudiendo apoyar a algo tan importante como la inclusión y llevar el mensaje junto a mi.