Zak Brown: "Encontré un equipo en declive en casi todos los aspectos"

Zak Brown ha hablado sobre el trabajo realizado en McLaren hasta ahora. El norteamericano se encontró un equipo hundido en la tabla y la temporada pasada consiguieron el tercer puesto del Mundial de Constructores.

Zak Brown

El director ejecutivo de McLaren, Zak Brown, ha hablado sobre el estado de salud en el que se encontraba McLaren cuando él llego. La escudería inglesa estaba hundida en el fondo de la tabla pese a contar en sus filas con Fernando Alonso, debido a un motor Honda que no tiraba lo suficiente del coche.

"Lo que encontré fue un equipo en declive en casi todos los aspectos", ha dicho en unas declaraciones a Motorsport.com el jefe de McLaren. "Los hechos son los hechos: éramos novenos en el campeonato", ha añadido.

Brown admite que la moral de todos los integrantes de la escudería estaban bajo mínimos en ese momento: "Eso se manifestó en un personal muy descontento. Cuando paseabas por el taller, las cabezas estaban bajas, no altas".

"No hay un juego de culpas aquí", ha aclarado Brown. "Pero había una puerta giratoria de liderazgo, empezando por la parte superior. Hubo una batalla de accionistas bien documentada y publicitada. Eso se manifestó en un ambiente poco saludable", añadió.

En ese momento es cuando empieza a tomar decisiones en la escudería: "Lo que traté de hacer es poner a la gente adecuada en el lugar adecuado, simplificar la organización, centrarla y tratar de ser una organización más cálida".

Brown también se refirió a la situación actual del equipo: "Al conseguir, creo, la gente adecuada en el lugar correcto, centrando la organización y aportando algo de energía y cambio, ahora estamos empezando a ver que todo eso funciona. Tenemos todo lo que necesitamos ahora.Ya sean los pilotos, el director del equipo, el director técnico, la unidad de potencia, los socios patrocinadores, los inversores, los recursos...".

Sin embargo, advierte que todavía queda para que McLaren este arriba: "Pero va a tomar más tiempo para consolidarse. A Mercedes le costó un poco de tiempo construir ese impulso para llegar allí. Luego, una vez que llegaron, son difíciles de derribar de la cima de la montaña. Antes de eso, fue Red Bull. También les llevó un poco de tiempo llegar allí".

"Este es un negocio de impulso. Creo que tenemos un buen impulso, pero todavía tenemos un largo camino por recorrer", dijo para concluir.