Carlos Javier Barreto afrontará en 2021 un nuevo desafío: la Sandero Cup

Carlos Javier Barreto abandonará la Isla de La Palma y esta temporada se enfrentará a su primer proyecto deportivo a nivel nacional, dentro de la Dacia Sandero Rallye Cup.

La Dacia Sandero Rallye Cup continúa siendo una de las grandes opciones para que los equipos autonómicos den el salto al Nacional, y este año habrá representación canaria. El piloto palmero Carlos Javier Barreto ha confirmado que en este 2021 tomará parte en la iniciativa de Renault Sport España y para ello ha adquirido la unidad con la que Jonathan Álvarez se proclamaba campeón hace dos años. Un nuevo proyecto del piloto de La Palma, que debutará en el Campeonato de España de Rallyes en el Rally de Sierra Morena.

Tras 15 años involucrado en la competición, con casi un centenar de pruebas a sus espaldas, dos participaciones en la Panda Raid y dos campeonatos provinciales, Carlos Javier Barreto cambiará de aires. El piloto insular confirmó en una entrevista con Tiempo Récord Espacio del motor que esta temporada se enfrentará a la Dacia Sandero Rallye Cup. La copa de Renault, que este año volverá a centrarse en el asfalto, contará con cinco pruebas y visitará Portugal para el Rali de Castelo Branco, donde Barreto alcanzará el centenar de pruebas.

Un proyecto que llega tras su paso por los campeonatos autonómicos de las Islas Canarias con modelos tan dispares como el Opel Kaddett con el que se iniciaría en 2005 o el Suzuki Vitara con el que compitió en 2016, 2017 y 2019. Ahora se pondrá al volante del Dacia Sandero con el que Jonathan Álvarez se alzó con la copa en 2019, una unidad que ha adquirido en propiedad y que próximamente llegará a La Palma. Tal y como ha confirmado al medio canario, la idea es que el coche esté en la isla entre las carreras y realizar un pequeño test antes del arranque de la temporada. A su derecha estará el copiloto Juan Cristo Pérez.

Carlos Javier Barreto no sólo ha hablado sobre sus planes para la temporada 2021, también para la siguiente. Ya que el piloto palmero espera tomar parte en su tercera Panda Raid el año que viene, y en esa ocasión lo hará con su hijo. Una prueba que, además del desafío que supone correrla, puede ser una gran lección para un adolescente, tal y como él mismo ha afirmado. Y es que esta particular prueba tiene unos fines benéficos con el traslado de bienes de primera necesidad a África.