Río de Janeiro abandona sus planes de acoger a la F1

Tras muchas polémicas por el emplazamiento de su nuevo circuito, finalmente Río de Janeiro no acogerá a la Fórmula 1 de momento. Así lo ha anunciado el alcalde de Río. Río de Janeiro abandonará de momento sus planes para albergar la Fórmula 1 en el futuro.

Interlagos

La causa de esta decisión es los problemas que ha encontrado la organización para que el sitio elegido para el circuito, un bosque a las afueras de la ciudad, sea aprobado por las autoridades medioambientales. La Fórmula 1 anunció en diciembre que la Fórmula 1 pisaría Brasil de nuevo en Interlagos, enfriando un poco las aspiraciones de Río de Janeiro. A pesar de ser apoyado por el gobierno de Bolsonaro, la alcaldía de la ciudad ha decidido arrojar la toalla y no construirán el circuito en la zona elegida.

En una carta dirigida al gobernador en funciones de Río, fechada el 14 de septiembre y hecha pública al mes siguiente, Chase Carey decía "Le escribo para informarle de que ya hemos finalizado los acuerdos de carrera con Rio Motorsports LLC para acoger, organizar y promover eventos de Fórmula 1 en Río de Janeiro. Estos acuerdos están listos para ser ejecutados y anunciados por la Fórmula 1 tan pronto como todas las licencias necesarias hayan sido emitidas por las autoridades pertinentes, INEA/CECA, en Brasil/Río de Janeiro".

Sin embargo, finalmente Carey se decidió por Interlagos. El lunes, el secretario de Medio Ambiente de Río, Eduardo Cavaliere, confirmó que los planes para la pista en el bosque no seguirán adelante, y que, a petición del alcalde, había escrito al Instituto Estatal de Medio Ambiente confirmando formalmente que el proceso de concesión de licencias para construir el circuito se está "archivando". Dicha decisión también fue anunciada en Twitter.

Es esperable una nueva intentona de la Fórmula 1 y el promotor para construir el circuito en otra parte de la ciudad, aunque de momento no hay ninguna información sobre ello.