La prioridad para Renault, conseguir un equipo cliente para su motor

En la Fórmula 1, es común ver qué los fabricantes de unidades de potencia tengan al menos un equipo principal y otro satélite, garantizándoles el apoyo en las reuniones en las cuales se definen normas técnicas y financieras, además de que se apoyan de ello para dar oportunidad a sus pilotos jóvenes de obtener un volante.

Fernando Alonso (ESP) Renault F1 Team RS20. Formula One Testing, Tuesday 15th December 2020. Yas Marina Circuit, Abu Dhabi, UAE.

También definen la arquitectura del paddock y engloban muchas cosas que solo el hecho de suministrar motores, por eso es de mucha importancia el tema. Hay que tomar como referencia las negociaciones de Ferrari y Alfa Romeo, que garantizaría el suministro de motores y algunos otros componentes fabricados por la marca italiana. Acuerdo que aún no es oficial, pero prácticamente es un hecho.

El anuncio del cambió de proveedor de unidades de potencia hecho por McLaren para esta temporada y al no concretarse el rumoreado acuerdo con Alfa Romeo / Sauber, ha puesto en una posición delicada a Renault. Sin un equipo satélite, la escudería francesa no tendrá apoyo en sus propuestas políticas, además que no podría garantizar el ascenso a la máxima categoría de sus pilotos.

La única solución viable se reduce a qué Renault le ofrezca proveer sus unidades de potencia a Williams, único equipo con la posibilidad real de plantearse cambiar su motor, además que se rumorea que ya ha habido contactos aunque hay algunos obstáculos para que se concrete dicho acuerdo. Uno de ellos es el tiempo, como los coches de 2022 se encuentran en fase de diseño es fundamental que los ingenieros conozcan de antemano las medidas del motor qué tendrá el coche.

Williams

Otra sería la relación de Williams y Mercedes, ya que a partir de 2022 el equipo inglés recibirá más apoyo del fabricante alemán, lo que incluiría suministro de componentes, incluyendo la caja de cambios. Y otro aspecto importante sería la caja de cambios, ya que hasta el año pasado Renault solo garantizaba el suministro de motores a sus clientes, pero hoy en día los equipos pequeños han abandonado todo aspecto relacionado con la caja de cambios debido a los altos costes.

Además y sobre este asunto, solo Williams y McLaren tienen su propia caja de cambios en combinación con un motor de otro fabricante. Por ello el panorama para Renault de cara a 2022, tienen problemas que resolver a la brevedad y el más importante a resolver será conseguir un equipo cliente.