Sebastian Vettel: Operación resurreción

Sebastian Vettel comenzará su 16º campaña en la máxima categoría del automovilismo en una extraña situación. Emprenderá una nueva etapa con el renovado Racing Point, que ha cambiado de nombre a una de las marcas más reconocidas en el mundo del motor y del cine, Aston Martin.

Sebastian Vettel

El alemán tendrá como principal misión poner a los británicos en la lucha por la tercera posición del mundial de constructores, sin embargo, se antoja complicado si conserva el nivel demostrado en su última temporada en Ferrari. A lo largo de las 17 citas del 2020, el de Heppenheim apenas cosechó un podio, el del Gran Premio de Turquía, mientras que su compañero Charles Leclerc obtuvo uno más (en Austria y en Gran Bretaña).

Si en el principio de 2019 se le hubiera dicho a cualquier aficionado a la Fórmula 1 que todo un tetracampeón como es Sebatian Vettel quedaría 13º en 2020, todos le tildarían de loco. Si le añades a esto que lo haría en un coche de Maranello, ya estarían preparando los papeles para su ingreso en un centro psiquiátrico, pero esta ha sido la realidad. Apenas logró 33 puntos, una diferencia de 65 puntos con respecto a su acompañante de garaje monegasco, y a 29 de su más inmediato rival, Esteban Ocon en el Renault R.S.20.

El bajón en el rendimiento del #5 ha sido incomprensible. Muchos podían creer que el año 2019 solo fue una piedra en el camino, y que la superioridad que mostró Leclerc fue algo temporal, ya que Sebastian puso un 11-5 en el marcador de carrera cuando ambos terminaban. No obstante, la diferencia fue favorable a Charles en puntos (264-240), algo, en gran parte, por las cinco citas en las que el alemán no sumó.

El Gran Premio de Rusia de 2019 fue el punto de inflexión en la dinámica del equipo. Charles Leclerc marcó un 1:31.628 el sábado, mientras que Vettel fue 425 milésimas más lento y le valió para ser tercero, por detrás de Lewis Hamilton, 23 milésimas más rápido. En la salida, Sebastian se puso en cabeza, y ahí aguantó hasta que su SF90 dijo basta en la vuelta 25. Durante esos giros, estalló la polémica en el cuadro rojo.

Antes siquiera de comenzar la cita rusa, se pactó de manera interna que el monegasco le diera el rebufo al alemán para adelantar el por aquel entonces pentacampeón Hamilton, pero Vettel no devolvió la posición como estaba previsto.

Mejores momentos del Gran Premio de Rusia de 2019. Vía: Formula 1

Ferrari perdió el control de sus dos pilotos y el británico se alzó con su 82º victoria. Aunque se perdieron todas las esperanzas de que los de Maranello volvieran a la senda del triunfo. A esto, se sumó la investigación de los motores que les hicieron perder rendimiento, y verse en la parte media-baja de la tabla en 2020.

Sebastian Vettel logró su última victoria en el Gran Premio de Singapur de 2019, bajo la noche, pero, también, bajo la mirada de Leclerc, que vio como el equipo favoreció a su rival de garaje. Aquel fue el último doblete de Ferrari, un 22 de septiembre. Desde aquella fecha, la Fórmula 1 no volvió a ser la misma, y un tetracampeón del mundo, el más joven de la historia (26 años, 3 meses y 24 días), nunca más recuperó el nivel que demostró en su época dorada con Red Bull.

Esta es la principal crítica que obtiene el #5 en su trayectoria, la de saber ganar solo con un monoplaza dominador. La tónica en la primera parte de la década de los 2010’ fue la de pole position y liderar de principio a fin, hasta que llegara la cita japonesa o india para coronar a Vettel. Su paso por Ferrari se recordará como un casi pero no, con otro giro de los acontecimientos en la trayectoria del germano en el Gran Premio de Alemania de 2018, cuando chocó cuando iba en cabeza y peleaba por el mundial contra Lewis Hamilton, vencedor en aquel evento tras partir desde la 14º posición.

El 2021 se presentará como el resurgir del ave fénix que fue Sebastian en la escudería de Milton Keynes, pero si es superado por el canadiense bastante poco reputado, Lance Stroll, significará que tendrá que plantearse colgar el casco en poco tiempo.

Sebastian Vettel

2 pensamientos sobre “Sebastian Vettel: Operación resurreción

  1. Que nota más tendenciosa. No aporta nada. Que odio le tienen a este piloto algunos pseudos periodistas españoles de este hermoso deporte. Lamentable

    1. Hola, muy buenas. Estoy siendo crítico con Sebastian porque le considero como a uno de los mejores pilotos que han estado en Fórmula 1, por eso mismo espero que logre buenos resultados y no esté peleando por entrar en los puntos. La realidad es que Vettel ha presentado un nivel muy bajo desde el final de 2019 y se vio superado por Leclerc en clasificación (13-4) y en carrera en 2020 (9-4).
      Por esto mismo se abre la posibilidad del retiro, como se vio en la ausencia de oferta de renovación de Ferrari a Sebastian, no porque tenga ningún tipo de odio hacia todo un cuatro veces campeón del mundo.

Los comentarios están cerrados.