Andreas Mikkelsen y M-Sport, ¿volverá el noruego a un Ford en 2022?

Andreas Mikkelsen ha elogiado la facilidad de M-Sport para adaptarse a los cambios de reglamento en el Mundial, lo que convierte al equipo británico en una buena opción en 2022.

Esta temporada 2021 es un año especial dentro del Mundial de Rallyes, que tras cinco años se despedirá del actual reglamento. Los coches híbridos llegarán en 2022 y las marcas y equipos ya trabajan en este cambios. Pero, ¿quién se adaptará mejor a la nueva normativa? Andreas Mikkelsen parece que lo tiene claro y apuesta por M-Sport Ford para hacer un gran coche de cara a la próxima campaña, para la que ya ha empezado los elogios a la estructura de Malcolm Wilson.

Hay que remontarse hasta la temporada 2006 para encontrar el debut de Mikkelsen en el Mundial, y si, ¡fue con un Ford! El equipo Stobart VK Ford Rally Team sería el primero en darle la oportunidad de competir en la categoría máxima con un Focus RS WRC, modelo con el que competiría en 2007 y 2008. Aunque el noruego ha pasado por varias estructuras como Škoda Motorsport, Volkswagen Motorsport, Citroën Racing, Hyundai y Motorsport y, el año pasado, como piloto de desarrollo de Pirelli. Más de un centenar de pruebas en el Mundial, en el que además ha pasado por diferentes categorías, pero ahora mismo el objetivo está claro: regresar a un WRC.

Esta temporada cuenta con un programa junto a Toksport WRT y Škoda en el WRC 2 y el Europeo, que además no podía empezar mejor: victoria aplastante en MonteCarlo. Pero Mikkelsen también pone sus miras más allá de la presente temporada, para la que incluso estuvo en conversaciones con M-Sport Ford para disputar el Mundial. Tras no llegar a un acuerdo con el equipo Cumbria, una de las partes parece que si que estaría dispuesta a intentarlo en 2022:

"Creo que sabemos que no es probable que haya nuevos fabricantes en 2022. Y también sabemos que M-Sport siempre es realmente bueno desde el primer momento. Recuerda lo que hizo Ogier con el Fiesta en 2017, cuando él y M-Sport ganaron ambos campeonatos. Parece que siempre es así, M-Sport siempre muy fuerte desde el principio y tal vez los otros fabricantes, con los presupuestos más grandes, se recuperan un poco después. Para mí, M-Sport es realmente un buen lugar para estar en 2022".

Adreas Mikkelsen, DirtFish.com

Las tres marcas presentes en el campeonato ya han confirmado que seguirán en el Mundial y, a pesar de los rumores, M-Sport lo hará con un nuevo Fiesta y no con el Puma. Pero a pesar de mantener el modelo, el equipo de Cumbria tendrá que desarrollar el coche por completo con la nueva tecnología híbrida, punto en el que Mikkelsen podría ser una opción interesante. Su experiencia con el resto de marcas marca un punto diferencial con el resto de pilotos del mercado, además conoce de primer mano los Pirelli, los cuales desarrolló para la marca y con el equipo Sainteloc Racing.

"Tengo mucha experiencia en el desarrollo de automóviles; estuve trabajando mucho con Volkswagen, Citroën y Škoda, así como con Hyundai, por supuesto. Para el Polo, estuve desde 2012 haciendo gran parte del desarrollo, pilotando con Jari-Matti Latvala, Séb Ogier y Dieter Depping. Una de las cosas que he aprendido del desarrollo de automóviles es que se necesita que el coche funcione en una ventana lo más ancha posible: necesitas un coche bastante neutral y esto es lo que teníamos con el Polo".

Andreas Mikkelsen

Por el momento, M-Sport Ford cuenta con un proyecto en el Mundial que ha despertado un buen número de críticas, apostando por el dinero de Gus Greensmith como primera opción. El equipo no cuenta con los altos presupuestos de Toyota o Hyundai, por lo que es fundamental que sus pilotos cuenten con apoyos adicionales. Y aunque el noruego cuenta con el apoyo de Red Bull, parece complicado que los energéticos toros regresen a la carrocería del Fiesta por su fichaje. Quizás una mayor implicación a nivel económico por parte de Ford podría ser la clave para que el noruego regresara a la categoría máxima junto a Malcolm Wilson.