Mick Schumacher y su nuevo test con Ferrari: "Conducir en Fiorano siempre es genial porque la pista es técnica y exigente"

Si por la mañana era el turno de Carlos Sainz, en la sesión de la tarde ha sido el momento de Mick Schumacher. El piloto alemán ha tenido la oportunidad de subirse al Ferrari de la temporada 2018 para demostrar de lo que puede ser capaz en un F1, y seguir así su preparación para este año, como piloto de Haas.

Mick Schumacher

Por otro lado, es el quinto test de Mick con un coche rojo donde destaca el evento que tuvo en 2020, con un Ferrari en el Gran Premio 1000 de los de Maranello en F1. En este test que ha tenido lugar en Fiorano, Mick se ha mostrado bastante cómodo y demostrando que 2021 puede ser un buen año para el piloto alemán. Tras acabar este test, Mick Schumacher ha dicho lo siguiente en unas declaraciones en el circuito de Fiorano.

“Finalmente sentado en un coche de carreras otra vez es una sensación que me estaba perdiendo mucho. Creo que definitivamente ha sido un día positivo en la pista. Logramos completar todo el programa que teníamos programado sin ningún problema y claramente fue muy útil poder recorrer tanto kilometraje al volante de un monoplaza en vista de la próxima temporada que comenzará en aproximadamente un mes y medio con la pretemporada”.

“El SF71H es un coche de 2018 pero su comportamiento en pista y las sensaciones que le da al piloto son muy similares, tanto en cuanto a cómo se comporta en la pista y el estrés físico. Eso lo convierte en una excelente base a la hora de prepararse para la nueva temporada”.

“Conducir en Fiorano siempre es genial porque la pista es técnica y exigente. Ha sido un placer reunirme una vez más con los ingenieros y mecánicos con los que trabajé en septiembre pasado”.