El futuro del Gran Premio de Australia se sabrá en junio

Los organizadores del Gran Premio de Australia plantean hasta el principio del verano como fecha límite para determinar si se celebrará o no la carrera este año. A principios del mes de enero, la Fórmula 1 decidió posponer el Gran Premio de Australia de 2021 después de las complicaciones derivadas de la pandemia de COVID-19. La cita oceánica, que iba a abrir el calendario como en los últimos años, se retrasó entonces hasta el 21 de noviembre.

El Gran Premio de Australia estaba previsto que fuese la cita inaugural del calendario

Sin embargo, la Corporación del Gran Premio de Australia (AGPC, por sus siglas en inglés), aún no descarta cancelar el Gran Premio por la evolución de la pandemia y el surgimiento de nuevas cepas. "En mi opinión, estas decisiones deben tomarse con cinco o seis meses de antelación", dijo Westacott, CEO de AGPC.

"Tenemos que dar seguridad, porque sin ella es muy, muy difícil para los aficionados locales y, sobre todo, para los de otros estados (australianos), planificar las vacaciones, el viaje y el presupuesto para acudir al evento. Así que tenemos que tomar una decisión con mucha antelación", declaró a Speedcafe.com.

El Gran Premio de Australia, además, cuenta con una particularidad: al tratarse de un circuito temporal, este debe estar preparado con varias semanas de antelación. Además, los organizadores quieren tener todo listo, para así poder promocionar el evento y abrir la taquilla. "Un evento a puerta cerrada no es un supuesto que estemos considerando en este momento, ya que realmente creo que podremos tener una audiencia", afirmó Andrew Westacott.

El año pasado, con los equipos en el circuito, los organizadores cancelaron la prueba tras la retirada del equipo McLaren por dos positivos entre sus miembros. Así, el Gran Premio de Australia fue el primero en cancelarse.