Carlos Sainz debuta con Ferrari en Fiorano: "Ha sido un día que nunca olvidaré"

Esta semana está siendo importante para Ferrari ya que, mediante varios días de test en Fiorano, hemos visto vuelto a ver coches rojos en pista aunque sean esta vez los de la temporada 2018. El lunes empezaba con la presencia de tres pilotos de la Ferrari Driver Academy (Giuliano Alesi, Marcus Armstrong y Robert Shwartzman) seguido el martes con Charles Leclerc al volante, y volviendo a pista tras su positivo en COVID.

Carlos Sainz

La noticia ha llegado este miércoles con la primera vez que hemos visto a Carlos Sainz con el mono rojo y subido en un monoplaza del equipo Ferrari. Con un nuevo casco y esperar si será el que use en la temporada 2021, el piloto madrileño ha estado trabajando en su aclimatación a los de Maranello y estar lo mejor preparado para los test de pretemporada en Baréin.

Pese a ser un coche de 2018, Sainz ya podrá sentir lo que es conducir un coche ganador ya que, con este monoplaza, Ferrari consiguió 6 victorias y 24 podios. Por otro lado y en dicho test, ha habido algunos fans presentes dando ánimos a Carlos para demostrar que están al 100% con el piloto madrileño. Otra de las personas que han acompañado a Sainz es Marco Mattasa, el que fue su ingeniero de pista en Toro Rosso y actual director de la Ferrari Driver Academy.

Siguiendo con el español, Carlos Sainz se ha convertido en el quinto piloto español que tiene la oportunidad de subirse a un coche rojo tras Fernando Alonso, Alfonso de Portago, Pedro de la Rosa y Marc Gené. Además, Carlos volverá a subirse al Ferrari aunque compartirá la jornada con Mick Schumacher mientras que Charles Leclerc ha aprovechado el día para hacer su asiento, de cara al coche de 2021.

Tras acabar su 1ª experiencia en pista con los de Maranello, Sainz ha comentado lo siguiente: "Ha sido un día que nunca olvidaré. Por la mañana sonó la alarma al amanecer porque teníamos algunas reuniones muy temprano antes de salir a la pista. Uno de los momentos más especiales para mí fue cuando llegué al circuito y vi el Ferrari con mi número 55".

Carlos Sainz

"Estaba ansioso por subirme al monoplaza y esa primera vuelta de instalación fue emocionante. Luego nos pusimos manos a la obra y estoy muy contento de cómo se desarrolló la jornada. Pudimos pasar por un programa extenso y pude familiarizarme con toda la configuración: los ingenieros y mecánicos, el volante, los procedimientos que obviamente son un poco diferentes a los del coche que conduje la temporada pasada".

"Fue muy agradable tener a mi padre allí en un momento tan importante de mi carrera. Y me gustaría agradecer a Mattia, Laurent y a todos en Ferrari por una bienvenida tan cálida y un primer día tan positivo en el coche de 2018. Estoy muy feliz y no podría haber deseado un mejor comienzo”.