El Rallye de MonteCarlo recibe el visto bueno del Gobierno de Francia

El Campeonato del Mundo de Rallyes podrá arrancar la próxima semana a pesar de la compleja situación que vive Francia debido al COVID-19.

¿Podrá comenzar el Mundial en MonteCarlo? Era la duda que sobrevolaba la primera cita del Campeonato del Mundo de Rallyes, y en el día de ayer se anunció la resolución del gobierno. La República de Francia daba luz verde al evento con la condición de que se cumplan los horarios del toque de queda y que todas aquellas personas de fuera de Europa (incluido Reino Unido) que lleguen a partir del jueves tendrán que cumplir una cuarentena obligatoria.

Los países de Europa se encuentran en plan lucha por la tercera ola del coronavirus, lo que está obligando a la instituciones a tomar nuevas medidas. Unas restricciones que podrían afectar a eventos como el Mundial de Rallyes, aunque desde la organización ya han hecho una llamada a la calma tras las conversaciones mantenidas con el Gobierno de Francia. La prueba saldrá adelante pero tendrá que ser, para empezar, sin público.

Si que podrán estar presentes, como no podía ser de otra forma, son los integrantes de los equipos. Eso si, ante la amenaza de las variantes británica y brasileña del COVID, a partir de este lunes se impondrá una cuarentena obligatoria para todas las personas que lleguen a Francia desde fuera de Europa. Medida que también afecta al Reino Unido y directamente al equipo M-Sport, llegado desde Cumbria. Por ello será vital que el equipo de Ford y los inscritos de América lleguen a Francia entre hoy y mañana.

Otro de los cambios de la prueba con respecto a ediciones anteriores serán los horarios. Adiós a los tramos nocturnos y a las bengalas, el toque de queda impuesto en Francia obliga a que la competición se centre entre las seis de la mañana y las seis de la tarde. Por ello la organización ha reorganizado el itinerario, tal y como anunció hace algunos días.