Loeb y Elena, casi catorce horas de odisea para completar la etapa

Sebastien Loeb y Daniel Elena han tenido muchos problemas para completar la sexta etapa del Rally Dakar, debido a una avería en su Hunter BRX.

El Rally Dakar 2021 está siendo una auténtico desafío para los participantes, la ASO ha puesto un extra de complejidad y prácticamente todos lo están pagando. Una de estas estructuras que estaba evitando los problemas estaba siendo Bahrain Raid Xtreme, que salvo por los pinchazos no había tenido males mayores. Hasta ayer. Sebastien Loeb y Daniel Elena se han convertido en los primeros mártires del nuevo equipo ligado a Prodrive, y es que una avería mecánica les dejaba ayer tirados en medio del desierto durante nueve horas.

La etapa comenzaba con normalidad para los campeonísimos del Campeonato del Mundo de Rallyes, que cruzaban el primer punto de control quintos, a medio minutos de Sainz. Pero a partir de ahí todo se complicaría. A la altura del kilómetro 97 Loeb se quedaba tirado debido a la rotura de un brazo de la suspensión de su Hunter BRX. Una avería que le obligaba a esperar al camión de asistencia del equipo, el MAN pilotado por el española Rafa Tibau. Aunque el camión no contaba con la pieza que era necesaria debido a un error en el marcaje de las piezas, contando con dos repuestos del mismo lado, el que estaba bien. Por lo que el camión de Tibau se tuvo de desplazar fuera del recorrido para ir a buscar el repuesto correcto. Una espera que según afirmó el propio Loeb se hizo eterna, aunque no estuvieron solos:

"Dentro de la mala suerte que tuvimos, por lo menos el helicóptero llegó y nos dio comida y agua. Había algunos locales que se pararon: primero nos pidieron fotos y luego montaron una tienda, prepararon té, sopa caliente y nos hicieron compañía. Fue como un vivac en mitad de la nada".

Tras reparar el vehículo, Loeb y Elena reemprendían la marcha a las diez y media de noche (hora local) tras más de ocho horas detenidos. Una vuelta a la competición realmente complicada porque la noche había caído y la etapa se componía al 100% de arena, complicando aún más la navegación. Una odisea que el piloto francés completó junto al piloto  Khalid Aljafla, al que daba caza entre el séptimo punto de control y la meta. En total, los integrantes del Bahrain Raid Xtreme se dejarían trece horas y cuarenta y ocho minutos para completar la sexta etapa.

Un resultado que les catapulta fuera de las posiciones de cabeza hasta el puesto 44º, perdiendo más de once horas y media con la cabeza del rallye. De este modo, el piloto francés tendrá que centrarse ahora en las funciones de mochilero para Nani Roma, que arrancará la segunda mitad de la carrera desde la quinta posición, con una hora y media de desventaja con el líder y a veinte minutos de Jakub Przygonzki, que se encuentra cuarto con una unidad 4x4 de X-Raid Mini.

"Sabíamos que este es un proyecto nuevo. En este caso, sabemos que llegamos al límite de esta pieza. Veremos si hay otras que necesitan reforzarse o modificarse para seguir evolucionando el coche para la próxima edición. ¿Frustrado? Al final tienes que aceptarlo. No pudimos hacer nada, las carreras son así. Estos días haré lo que el equipo me pida, ya sea ayudar a Nani [Roma] o hacer test en el coche"

Sebastien Loeb
Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios