Mick Schumacher, el ascenso del príncipe que quiere ser ‘Káiser’

La Fórmula 1 es la competición por excelencia en el mundo del automovilismo. Millones de personas sueñan con ser piloto de esta categoría. Miles dan sus primeros pasos en las etapas de karting. Cientos logran ser profesionales y ganarse la vida conduciendo coches por un circuito. Pero solo veinte llegan a la Fórmula 1 cada año.

Mick Schumacher se sube al monoplaza de su nuevo equipo. Vía: Haas

Eso es lo que ha hecho Mick Schumacher, un joven alemán de 21 primaveras. El apellido puede sonar muy familiar y, sí, obviamente es el hijo del siete veces campeón del mundo, el legendario Michael. En el 2021 competirá como titular en una escudería del ‘Gran Circo’, en Haas para ser más concretos, un equipo supeditado al gran imperio rojo de Ferrari, del cual Mick es uno de los pupilos más prometedores.

No obstante, llevar el Schumacher en el documento de identidad no es un símil de saber pilotar un Fórmula 1, y menos de hacerlo rápido, muy rápido. Para ello, el pequeño ‘Káiser’ tuvo que hacerse un hueco en el mundo del motor, pero para no llamar la atención y ganárselo por sí mismo, decidió empezar con el apellido de su madre Corinna, siempre atenta a lo que hacía su retoño. Así pues, Mick Betsch inició a quemar ruedas desde muy temprana edad, queriendo emular a uno de los ídolos de esas millones de personas que sueñan con ser piloto, a su padre Michael.

El chiquillo rubio destacaba en sus competiciones, como en 2015, en la ADAC Fórmula 4, donde se subió a lo más alto del podio en monoplazas por primera vez. Un año más tarde ya fue subcampeón, con 5 carreras en el bolsillo, 4 poles y otros 12 podios. El crecimiento era constante, y en Ferrari ya eran conscientes de ello, a pesar de que no se decidían a firmarle para su academia.

Mick entonces se puso manos a la obra, y qué mejor que asaltando el Campeonato Europeo de Fórmula 3. En dicha modalidad logró el título en su segunda campaña, con 365 puntos, 8 victorias, 7 poles y 14 posiciones de honor. Esta vez sí. Los de Maranello vieron el potencial del sucesor que les hizo ganar cinco mundiales consecutivos en Fórmula 1. Mick Schumacher comenzó su etapa en la Ferrari Drivers Academy el 19 de enero de 2019, pasando a la antesala de la máxima categoría, la Fórmula 2.

El primer año no suele ser el mejor en ninguno de los pilotos, y en el germano no fue una excepción. Abandonos, errores, exceso de agresividad. Todo esto fueron sinónimos de la temporada del de PREMA, aunque dejó detalles del diamante en bruto que había, como en Hungría, donde se coronó como ganador en la carrera corta del domingo. Esto fue una isla en medio del océano de fallos, y acabó decepcionando a muchos, entre los que pudo estar la propia Ferrari, pero prefirió darle una segunda oportunidad.

Mick Schumacher celebra su victoria en Monza. Vía: Motorsport Images

Estas segundas opciones tampoco suelen ser las acertadas, no obstante, Mick resurgió del fondo de la parrilla para empezar su meteórico ascenso. Las pasadas de frenada se sustituyeron por pasos de curva suaves. Los toques con otros pilotos por adelantamientos dignos de enseñar en las escuelas de conducción. Las salidas con pérdidas de posiciones por repeticiones para descubrir cómo ha llegado hasta la cabeza de carrera.

Un sinfín de mejoras en el estilo de Mick que le llevaron a ganar el campeonato de la Fórmula 2, uno de los más difíciles por la igualdad entre máquinas y las ansias de llegar al siguiente escalón.

De esta forma, el apellido Schumacher regresó a la Fórmula 1, un lugar donde ha logrado 91 victorias y siete títulos mundiales. Quién sabe si estos números aumentarán en un futuro, pero lo que es seguro es que aquel chico que soñaba con pilotar en la máxima categoría del automovilismo, se ha convertido en uno de los veinte que estará bajo el semáforo de la parrilla de salida en la carrera inaugural de la temporada 2021.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.