En tierra de nadie. Red Bull no ha estado lo suficientemente cerca de Mercedes para pelearles el Mundial, pero tenían margen suficiente con la mitad de parrilla para no tener que temer por la segunda posición del campeonato. Al menos, gracias a Max Verstappen.

El 2020 de Red Bull

La temporada arrancó en casa y lo hizo de la peor manera posible: con un doble abandono. La semana siguiente, con el segundo Gran Premio en el Red Bull Ring, pudieron redimirse con un podio de Max Verstappen y una cuarta plaza de Alex Albon. La mala noticia fue que los Mercedes empezaban a mostrar su dominio. La temporada se fue desarrollando con un patrón claro: doblete de Mercedes y tercera posición de Verstappen. Así terminaron la mayoría de las clasificaciones y algunas carreras.

La pauta se rompió en el Gran Premio del 70 aniversario de la Fórmula 1, disputado en Silverstone. Ahí Verstappen logró la primera victoria del año para un piloto no Mercedes. El problema es que el de Red Bull no volvió a ganar hasta la última carrera del año, en Abu Dabi. Llevarse el Mundial con tan pocas victorias y tantos abandonos (5 en 17 carreras), es misión casi imposible.

En Baréin, Red Bull logró el único doble podio del año

Para Albon las cosas no fueron mejor. Estuvo lejos de su compañero de equipo toda la temporada y pronto se vio que optaba a posiciones más humildes. Eso sí, al menos logró subir al podio en 2 ocasiones. La primera, en el Gran Premio de la Toscana, en Mugello, aprovechando un abandono de Lance Stroll a pocas vueltas del final. Parecía que le daba algo de aire, justo cuando los rumores sobre su continuidad o no eran más fuertes. Pero volvió a desinflarse y solo pudo sumar 1 punto en las 5 carreras siguientes.

En la primera carrera de Baréin volvió a aprovechar un abandono ajeno (el de Sergio Pérez), para volver a subir al último escalón del podio. Ahí coincidió con Verstappen, en lo que fue el único doble podio del equipo en toda la temporada. Esa ha sido una de las claves que explican la distancia que le ha sacado Mercedes a Red Bull en la lucha por el Mundial (254 puntos).

El momento clave de Red Bull

El doble abandono consecutivo de Max Verstappen en las carreras de Monza y Mugello alejaron cualquier posibilidad de que el holandés y Red Bull plantasen cara a Mercedes. Dos ceros seguidos en una temporada tan corta se pagan caros.

Max Verstappen contra Alex Albon

La pelea entre el holandés y el tailandés terminó pronto. No ha habido color. Si no ha sido la lucha más desigual entre compañeros de equipo este año, poco le ha faltado. Y de hecho, le ha costado el asiento a Albon, que ni siquiera tendrá la oportunidad de redimirse en AlphaTauri, como sí ha podido hacer Pierre Gasly. El dominio de Max Verstappen sobre su compañero ha sido aplastante.

Le ha ganado en cada clasificación del año y, en carrera, cuando ambos han acabado, también. Verstappen ha conseguido 2 victorias, 1 pole, 3 vueltas rápidas y 11 podios, mientras que Albon solo ha logrado 2 podios (y muy sufridos). Basta decir que Verstappen ha estado a punto de arrebatarle el subcampeonato a Bottas, y Albon no ha podido ni ser el mejor del resto, acabando séptimo.

El 2021 de Red Bull

El objetivo del equipo la próxima temporada debería ser el campeonato, pero siendo los coches una evolución de los actuales, no será fácil. Mercedes pudo centrarse muy rápido en el coche de 2021, viendo la distancia que le sacaba a sus perseguidores, así que seguro que vuelven a sacarse de la manga algo que les diferencie del resto.

Eso sí, con la llegada de Checo Pérez al equipo para acompañar a Max Verstappen, deberían tener más opciones. Tener dos pilotos con opciones en lugar de solo uno, les dará una mayor ventaja estratégica de la que tenían hasta el momento.

Lo mejor y lo peor de Red Bull

Lo mejor: La pole y la victoria de Max Verstappen en Abu Dabi. Es cierto que los Mercedes no iban con el motor a pleno rendimiento, pero nos da esperanzas de que podamos ver una lucha más apretada por el título en 2021.

F1

Lo peor: La decepción que se llevó Red Bull en Turquía. Lance Stroll les arrebató la que hubiese sido la primera pole del año, y luego en carrera la mala salida de Max Verstappen, junto con su precipitación, les costó la victoria.

F1
Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.