El 2020 de Ferrari

La gran sorpresa negativa de esta temporada. Bien es cierto que Ferrari lleva desde 2008 sin conseguir ningún título, pero, pese a las derrotas frente a Mercedes en 2017, 2018 y 2019, nadie esperaba un varapalo tan contundente para Ferrari en esta temporada.

Sebastian Vettel consiguió un meritorio podio en Turquia. Fuente: Scuderia Ferrari

El 2020 de Ferrari

Tal como hemos dicho, el 2020 de Ferrari ha sido el año más desastroso del equipo italiano en mucho tiempo. Ya en pretemporada las sensaciones no eran buenas y las caras en el equipo eran más bien largas. Sin embargo, una mejora en la segunda semana y un buen ritmo en tandas largas hacía tener una mínima esperanza.

La pandemia y las medidas para reducir costes acabaron de hundir a los de Maranello, que no pudieron trabajar en su coche todo lo que hubieran deseado, y eso se tradujo en los pobres resultados obtenidos en esta campaña.

Charles Leclerc realizaba un inicio esperanzador con una gran segunda posición en el Gran Premio de Austria. Sin embargo, fue un espejismo, ya que el equipo había caído de lleno a la zona media del pelotón. Las actuaciones de Leclerc, con otro podio en Silverstone, daban aire a un equipo que cada vez se veía más con el agua al cuello, mientras que Sebastian Vettel seguía aún más gris que en 2019.

El punto más bajo de la temporada llegó en Spa y Monza. En esas dos carreras, el Ferrari no tenía ritmo ni para aguantar a los monoplazas del grupo medio de la parrilla, cayendo al furgón de cola, luchando con Haas, Alfa Romeo y Williams. Vettel ni siquiera pasó el Q1 en Monza, la mayor humillación que puede tener un piloto de Ferrari.

En el tramo final de la temporada las cosas mejoraron ligeramente, aunque, más que nada, la mejora se debió a las grandes actuaciones de Leclerc, que conseguía hacer milagros con un coche que daba muy poco de sí. Por otro lado, Vettel, gris toda la temporada, se sacó de la manga una gran actuación bajo la lluvia de Turquía, consiguiendo el último podio de su periplo con la Scuderia.

Ferrari termina la temporada en sexta posición en el mundial de constructores con unos míseros 131 puntos. En 2021 solo pueden ir a mejor... Aunque no se permiten grandes mejoras en los monoplazas.

Charles Leclerc durante la carrera de Ímola. Fuente: Scuderia Ferrari

El momento clave de Ferrari

Ferrari ha tenido momentos varios momentos clave y muchos negativos. El choque de sus dos pilotos en el Gran Premio de Estiria, la debacle de Monza o la paupérrima cosecha de puntos en su gran premio Ferrari 1000 pueden ser algunos ejemplos.

Sin embargo, el punto que pudo marcar un cambio de tendencia hacia un futuro próximo más halagüeño fue el Gran Premio de Turquia. Los coches rojos parecía que tenían un mejor ritmo que en anteriores carreras, pero en clasificación volvieron a rondar la zona media-baja de la clasificación.

Un salidón de Vettel, poniéndose tercero nada más empezar, daba esperanza a los tifossi, aunque poco a poco el alemán fue perdiendo ritmo, sin despegarse, eso sí, del grupo de cabeza.

Leclerc también demostraba su valía. Tras una primera parte de carrera algo floja, se sacaba un increíble ritmo de carrera que lo hacía auparse a la tercera posición e, incluso, amenazaba la segunda posición de Sergio Pérez. Finalmente, le pudo la ambición al monegasco, que por querer ser segundo acabó perdiendo su posición en el podio en favor de su compañero de equipo.

Charles Leclerc durante el Gran Premio de Turquia. Fuente: Scuderia Ferrari

Leclerc contra Vettel

Aquí literalmente no ha habido color, el piloto monegasco ha batido al alemán holgadamente, tanto en clasificación como en carrera. Leclerc ha sido quien ha estado dando la cara durante toda la temporada, batiéndose el cobre contra coches de más nivel, mientras que Vettel se ha mostrado muy gris todo el año.

En clasificación, Leclerc ha ganado a Sebastian por un contundente 12 a 4. Además, Vettel solo ha alcanzado la Q3 en 3 de los 17 grandes premios de esta temporada. En carrera, la cosa es bastante parecida, Leclerc ha sido quien ha llevado a casa la mayor cantidad de puntos y los podios mientras que la contribución de Vettel se reduce a sus esporádicas, aunque notables actuaciones de Hungría, España y Turquía.

Los dos pilotos de Ferrari durante el Gran Premio de España. Fuente: Scuderia Ferrari.

Lo mejor y peor de Ferrari

Lo mejor: El rendimiento de Leclerc, muy por encima de las posibilidades del coche, y las actuaciones de Vettel en los Grandes Premios de Hungría, España y Turquía.

Lo peor: El rendimiento del monoplaza durante toda la temporada. La poca capacidad de evolución (limitada, eso sí), al igual que también fallos en la estrategia y las paradas en boxes. El rendimiento de Vettel en muchas carreras ha sido también muy mejorable.

Leclerc consiguió dos podios más gracias a su buen hacer. Fuente: Scuderia Ferrari.

El 2021 de Ferrari

Tras la debacle 2020, a Ferrari solo le queda ir a mejor. Por eso se han realizado cambios en el equipo que deberían mejorar considerablemente el rendimiento ofrecido este año.

Para empezar, tenemos el cambio de Sebastian Vettel por Carlos Sainz. El alemán resultó ser una sorpresa positiva en Maranello cuando se incorporó a Ferrari en 2015, pero conforme han ido pasando los años las actuaciones brillantes han sido cada vez más esporádicas, mientras que los trompos y errores de pilotaje se han hecho habituales. Por eso, en Ferrari decidieron dar una vuelta de tuerca a su equipo de pilotos.

Sainz es un piloto que, por un lado puede que no tenga la rapidez de Verstappen, Leclerc, o incluso el mismo Vettel, pero, sin embargo, si que se está mostrando como un piloto muy consistente en carrera. El madrileño trae puntos a casa constantemente y, además, sabe trabajar perfectamente en condiciones difíciles. De esta manera, difícilmente se verán en el segundo Ferrari todos los errores cometidos por Vettel en estos últimos años.

La gran incógnita aparece en lo referente al rendimiento. Obviamente, Ferrari no puede caer más bajo de lo caído en este 2020 (en caso de que sucediera,la crispación en Italia podría ser brutal), pero no parece que vaya a haber una mejora muy sustancial respecto a esta temporada. Aseguran que estan preparando un motor nuevo, con lo que, con mucha probabilidad, la calidad o no del nuevo motor será la suerte de los italianos en 2021.

Sainz intentará traer puntos y podios con mayor consistencia a Maranello. Fuente: Scuderia Ferrari.