Los mejores momentos de Carlos Sainz en McLaren

Carlos Sainz disputa este domingo su última carrera con McLaren. El español y la escudería inglesa ponen fin a dos años de relación idílica que les ha dado mucho a los dos. Repasamos ahora los dos años de Carlos Sainz en McLaren.

Carlos Sainz

El 16 de agosto del 2018 se hizo oficial el fichaje de Carlos Sainz por McLaren. El piloto español llegaba para sustituir a otro piloto español: Fernando Alonso. El piloto asturiano había anunciado que dejaba la Fórmula 1 por el momento, hastiado de pelearse contra una máquina que no funcionaba. McLaren fue un coche del pelotón durante el 2018 y, sin duda, centraron la segunda mitad de aquella temporada en preparar el coche del 2019.

Sin Fernando Alonso, McLaren necesitaba un líder, y decidió apostar por un joven piloto al que el fichaje de Daniel Ricciardo por Renault había dejado sin hueco en la escudería gala. Casualidades del destino, el fichaje de Carlos Sainz ha abierto la puerta para que Ricciardo fiche por McLaren y, a su vez, Fernando Alonso pueda volver a la Fórmula 1 en Renault.

Al mismo tiempo que fichaba a Carlos Sainz, McLaren anunció a Lando Norris como piloto oficial para sustituir a Stoffel Vandoorne. Alineación nueva para el 2019, con dos pilotos jóvenes, en la que Carlos Sainz tendría que luchar para seguir creciendo sobre un coche, a priori, de la zona baja.

2019: crecimiento impresionante de piloto y equipo

Pero el trabajo del equipo el año anterior dio sus frutos y el McLaren del 2019 resultó ser un buen coche, que fue creciendo a medida que pasaba el campeonato para convertirse en el cuarto coche de la categoría, sin rival en la zona media. Al igual que su coche, Carlos Sainz fue creciendo también a medida que pasaban las carreras.

  • Carlos Sainz - McLaren - Test F1 2019
  • carlos sainz - mclaren - f1 - gp de bahrein 2019
  • carlos sainz - gp de canadá 2019 - mclaren - entrenamientos libres
  • carlos sainz - mclaren - gp de italia 2019 libres
  • carlos sainz - mclaren - gp de méxico 2019 f1
  • carlos sainz - mclaren - gp de abu dhabi 2019 - libres

En una temporada con muchos abandonos y algún que otro cero en el casillero por culpa de factores externos, Carlos Sainz creció hasta terminar por delante de Albon y Gasly, que habían tenido un Red Bull durante media temporada, en el Mundial de Pilotos, con la 6º posición, un puesto en el que no debería haber terminado. La culminación fue el podio del Gran Premio de Brasil, el primero de su carrera deportiva.

Carlos Sainz, de repente, se había colocado como uno de los mejores pilotos de la parrilla y nadie tenía dudas de su buen año. Muchas voces autorizadas en el paddock hablaron de que el español había sido el mejor piloto del año, por encima de Hamilton o Verstappen. El 2019 fue el año de la consolidación de Carlos Sainz en la Fórmula 1.

2020: otro podio y mucha mala suerte

El 2020 de Carlos Sainz ha estado marcado desde el principio de la temporada real, la que se inició en junio, por su fichaje por Ferrari. El gran 2019 del madrileño le ha servido para conseguir lo que todos quieren cuando piensan en la Fórmula 1. Por tanto, desde el principio, el 2020 era la última temporada de Sainz con Ferrari.

Si la temporada pasada Sainz tuvo muchos problemas de fiabilidad, esta temporada no ha estado exento de ellos. Hasta tres retiros y muchos problemas los sábados. Y eso que el español consiguió su segundo podio en Monza, pero hasta el podio tiene un sabor amargo ya que el español pudo conseguir su primera victoria de haber durado una vuelta más la carrera.

Carlos Sainz en su segundo podio, en Monza

A partir de ahí, la suerte empezó a ayudar y el español sumó puntos más a menudo, pero la primera parte del campeonato ya había echado a perder la temporada. Además, el McLaren no ha sido el mejor coche de la zona media y Renault y Racing Point, con Ricciardo y Sergio Pérez a la cabeza, le han complicado la vida.

Sainz ha elevado el nivel del coche este año y lo ha colocado por encima de dónde tenía que estar, sobre todo en la segunda mitad del campeonato. Carlos ha demostrado que la presión no puede con él, y este año aparte de la presión habitual de las carreras tenía la presión extra de ser el próximo piloto de Ferrari. Y no le ha pesado, al contrario, ha demostrado que es un piloto de primera línea.

Norris-Sainz: equipo

Sin duda una de las claves de estos dos años de Carlos Sainz en McLaren ha sido la pareja que el español ha formado con Lando Norris. Cada uno ha sabido aceptar su papel perfectamente: Carlos Sainz de líder del equipo y Norris de novato rebelde.

La buena relación de ambos fuera de la pista ha provocado que el respeto impere dentro de ella y la que ha salido beneficiada ha sido McLaren. El equipo ha ido creciendo a la vez que sus pilotos crecían. Ricciardo, el sustituto de Sainz, tiene un difícil papel, para amoldarse al enorme hueco que Carlos deja en McLaren.