El adiós de Michelin tras una década de éxitos en el Mundial de Rallyes

Michelin ha disputado este fin de semana su última cita en el Campeonato del Mundo de Rallyes como suministrador de neumáticos, dejando paso a una nueva etapa de Pirelli.

El ACI Rally de Monza ha puesto el final a la temporada del Campeonato del Mundo de Rallyes, que en este 2020 se despide de un socio que ha dominado la última década. La marca de neumáticos Michelin ha puesto el punto y final a su relación con la máxima categoría dando paso a una etapa en el campeonato con la entrada de Pirelli como único suministrador. Un cambio que convertirá a la firma italiana en todo un referente, ya que suministrará las gomas de los Rally1, Rally2 y Rally4 del Junior WRC.

Michelin y BFGoodrich, marca adquirida por los galos a finales de los años ochenta, han sido los grandes dominadores del Mundial de Rallyes, certámenes internacionales y campeonatos nacionales. Una historia cargada de éxitos que les ha permitido ganar las últimas diez ediciones del Campeonato del Mundo de Rallyes de forma consecutiva en el apartado absoluto. Pero también han logrado coronas con los modelos R5, ahora denominados Rally2, gracias a su colaboración con marcas como Skoda, que siempre ha calzado sus vehículos oficiales con sus gomas.

De Loeb a Ogier

En la temporada 2011 comenzaría su gran dominio con el que sería el octavo título de Sebastien Loeb y Daniel Elena, que ya en 2004 y 2005 habían logrado sus primeros títulos con las gomas francesas y con BFGoodrich en 2006 y 2007. Mientras que los tres títulos posteriores, a los mandos de los Citroën C4 WRC llegarían de la mano de Pirelli. Mientras que en 2012 el piloto francés cerraría su lista de campeonatos sumando nueve victorias en el Mundial de Rallyes junto a Michelin.

A partir de 2013 sería Volkswagen Motorsport quien tomaría el control del Mundial con Sebastien Ogier como líder del equipo alemán. El piloto francés seguiría los pasos de su ex-compañero y sumaría cuatro títulos con el Polo WRC y, junto a Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen, acumularían 43 victorias en cuatro años. Temporadas en las que Hyundai Motorsport, Citroën Racing y M-Sport, únicos equipos oficiales en el campeonato, también contaron con los neumáticos Michelin en sus unidades WRC.

Con la llegada de la nueva normativa en 2017 los coches del categoría reina cambiaron por completo, pero Michelin se mantuvo como suministrador oficial para las cuatro marcas, con la salida de Volkswagen y la llegada de Toyota; mientras que Citroën abandonaría el campeonato al término de la pasada temporada. Cuatro años que se han saldado con tres títulos más Ogier (uno con Ford y dos con Toyota) y el primero de Ott Tänak con el equipo de Tommi Mäkinen. Completando así la decena de títulos entre 2011 y 2020.

Dominio claro entre los S2000/RCC/R5Rally2

Los éxitos de Michelin durante los últimos año no sólo se han limitado a la categoría máxima, también ha conquistado un gran número de campeonatos en el segundo escalón desde el año 2011. El finlandés Juho Hänninen fue el primero en tomar el control del SWRC calzando sus gomas en el Škoda Fabia S2000, tras el triunfo de Xevi Pons en 2010 con Pirelli. Mientras que Craig Breen repetiría victoria al año siguiente, en su caso con un Ford Fiesta S2000.

En 2013 nacía el WRC 2 y los modelos RRC tomaban el control de la categoría, siendo Robert Kubica el primero en llevarse el título a los mandos de un Citroën DS3, y con Michelin como socio. Título que pasaría a las manos de Nasser Al-Attiyah durante las dos temporadas siguientes con unidades del Ford Fiesta RRC y el Škoda Fabia R5, en su segundo título montando las ruedas de Pirelli en alguna de las pruebas. El piloto cataría sería el primer en conquistar un título mundial con la montura checa, que desde entonces se convertiría en la gran dominadora, y siempre con Michelin como compañero.

Esapekka Lappi, Pontus Tidemand y Jan Kopecký tomarían el control de la categoría durante las temporadas 2016, 2017 y 2018 junto al equipo oficial Škoda Motorsport. Mientras que Pierre-Louis Loubet, con un programa privado de la mano de 2C Competition y el apoyo de Qatar, se llevaría el título en 2019. Mismo año en el que el equipo oficial de la firma checa se alzaría con el WRC 2 Pro con Kalle Rovanperä. Y en este 2020 ha sido Jari Huttunen, con un Hyundai i20 R5, quien ha celebrado el título en WRC 3 con un programa privado respaldado por la marca y con las gomas francesas.

Apuesta por los jóvenes

Durante estos años de victorias en las categorías superiores, Michelin también ha formado parte del Junior WRC, aunque con una presencia menor a la que ha tenido Pirelli. Durante las temporadas 2014, 2015 y 2016, los Citroën DS3 R3T calzaron sus neumáticos. Tres años en los que pilotos franceses Sébastien Chardonnet, Stéphane Lefebvre y Quentin Gilbert cosecharon sus primer éxitos dentro del Mundial, batiéndose a sus rivales con las mismas armas en todo tipo de superficies.

Pirelli entra con fuerza

Durante las últimas temporadas la apuesta de Pirelli por la competición va en aumento, y no sólo con la Fórmula 1. La empresa italiana también lleva años realizando una fuerte inversión en el Campeonato de Europa de Rallyes como patrocinador oficial y siendo el único suministrador del ERC 3 Junior. Además en campeonatos como el Nacional de Asfalto (en España) ha conquistado cuatro campeonatos de forma consecutiva, siendo el gran nominador de la etapa R5 del mismo. Mientras que en el Junior WRC se ha convertido en el socio de M-Sport tras la salida de DMACK a finales de 2017, de modo que todos los Ford Fiesta R2T/Rally4 han montado sus gomas durante las últimas tres temporadas.

Ahora la marca italiana dará un paso más y tras un intenso año de pruebas con Andreas Mikkelsen y tomando como coche de pruebas un Citroën C3 WRC, desembarcarán en la categoría reina. A partir de 2021 todos los participantes del Mundial de Rallyes estarán obligados a montar sus compuestas en las categorías WRC, WRC2, WRC 3 y Junior WRC. Además formarán parte del programa FIA Star Rally, creado por la Federación Internacional de Automovilismo y que contará con M-Sport Polonia como socio.

Una gran inversión que pondrá en sus manos un gran mercado de competición, dado que las pruebas del Mundial de Rallyes, en un año tan complicado como ha sido este 2020, han contado con una media de 58 participantes por rallye.

Por el momento Michelin, a través de BFGoodrich, si que mantiene sus planes en el Rally Dakar, donde es todo un referente. Y en campeonatos nacionales y continentales su nuevo compuesto para unidades Rally2 se ha mostrado muy competitivo, tal y como ha podido comprobar Cohete Suárez durante la segunda mitad del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Por su parte, marcas como Hankook, Kumho o MRF Tyres se mantienen a la zaga de estos dos gigantes, y a los que será muy complicado que puedan desbancar.