Romain Grosjean habla sobre su accidente: "Lo recuerdo todo"

Han pasado varios días del terrible accidente de Romain Grosjean en Baréin. El francés volvió al paddock donde agradeció a todos los que con su ayuda salvaron la vida del piloto de Haas. En charla con la televisión francesa, Romain relató los terribles momentos vividos. "Lo recuerdo todo. Recuerdo el golpe y, a pesar de las cifras impactantes, a mí no me pareció tan violento. Recuerdo desabrocharme el cinturón, intentar salir del coche y no poder porque estaba atascado”.

BAHRAIN INTERNATIONAL CIRCUIT, BAHRAIN - DECEMBER 03: Romain Grosjean, Haas F1 retuns to the garage after his crash during the Sakhir GP at Bahrain International Circuit on Thursday December 03, 2020 in Sakhir, Bahrain. (Photo by Andy Hone / LAT Images)

“Pensé que tal vez podía estar bocabajo y que ya vendrían a por mí sin problema, así que me volví a sentar", comenzó contando Romain a Canal +. "Esperé un poco, miré a mi derecha y vi un color naranja muy fuerte, pero al principio no entendí lo que pasaba. Luego me di cuenta de que era fuego, intenté salir por la derecha pero no pude. Intenté salir por la izquierda y tampoco, así que me volví a sentar. Pensé en Niki Lauda, juré que yo no iba a terminar así, era imposible, mi última carrera no puede ser así”.

“Me volví a sentar, vi la muerte y pensé que eso era todo, que iba a morir. Mi cuerpo se relajó en ese momento, aceptó su destino, me preguntaba por qué lado me empezaría a quemar, si sería doloroso", comentó el francés. "Tuvo un pensamiento sobre mis hijos y tiré lo máximo que pude de mi pie izquierdo y por eso mi bota se cayó y conseguí liberarme. Giré la cabeza y puse las manos en el fuego, miré mis guantes, que son rojos, y se estaban poniendo negros por el fuego”.

“Sentí el dolor en mis manos, logré sacar la cabeza y luego el torso. Una vez saqué el cuerpo, sabía que iba a vivir. Luego sentí como la mano de Ian Roberts me tiraba del mono para traerme al otro lado del guardarraíl. No tenía ni idea de si yo estaba ardiendo o no, Ian me tocó la espalda y no sabía si era una bola de fuego andante o si ya no me estaba quemando. Me toqué las manos, sentí que se habían quemado y me quité rápido los guantes para que no se me pegaran a la piel”.

“También sentí dolor en el pie, es lo que más me dolía en ese momento. Llegué al coche médico y el doctor me dijo: la ambulancia está aquí, te vamos a poner en la camilla. Yo le dije que quería ir andando para que el helicóptero mostrara esas imágenes y que todo el mundo supiera que estaba bien. Claro que tenía heridas, pero podía andar, podía controlarlo".

El alivio llegó cuando ya en el centro médico pudo darle la noticia a su familia que se encontraba bien: "Cuando llegué al centro médico, vi a Jean Todt y me preguntó el número de teléfono de mi mujer. Intentamos llamar a Marion con el único número que me sabía de memoria, pero no respondió. Jean lo siguió intentando sin parar hasta que le oí decir: Marion, soy Jean Todt, estoy con Romain y me puso en altavoz. Le dije: soy yo, estoy aquí”.

“Escuché a Marion reírse y llorar a la vez, oí a mi padre y a mis hijos de fondo. Sabían que estaba aquí, consciente y vivo”.

BAHRAIN INTERNATIONAL CIRCUIT, BAHRAIN - DECEMBER 03: Romain Grosjean, Haas F1 returns to the garage after his crash during the Sakhir GP at Bahrain International Circuit on Thursday December 03, 2020 in Sakhir, Bahrain. (Photo by Andy Hone / LAT Images)