El GP de Arabia Saudí espera que con la llegada de la F1, la gente cambie su opinión sobre el país

La llegada de la F1 a Arabia Saudí levantó voces de protestas sobre que el deporte no debería ir a países donde hay acusaciones de violaciones a los derechos humanos. Algunos piensan que el país usará la F1 para lavar su imagen a nivel mundial. Otros, como el campeón del mundo Lewis Hamilton piensan que es bueno que el deporte llegue a los países para intentar cambiar algo la realidad que viven.

Arabia Saudí

Sobre este asunto, Amnistía Internacional emitió un comunicado en el cual advierte a la F1, que estos países pueden estar usando la realización de la carrera para desviar la atención del mundo sobre violaciones a los derechos humanos que han sido denunciadas en el país. En ese sentido, Felix Jakens, dijo que la F1 debe darse cuenta que están usando la carrera para limpiar el pésimo historial de derechos humanos que tiene el país.

En el otro lado de la moneda tenemos a Khalid Bin Sultan Al Faisal. El presidente de la federación de deportes motor de Arabia Saudí y el que está a cargo de la organización de la carrera ha reconocido que la llegada de la F1 a su país, genera juicios sobre situaciones que desconoce todo el mundo: “No los culpo cuando no conoces un país y cuando tienes una cierta imagen de un país. Recuerdo que cuando mis padres me decían que íbamos a ir a Estados Unidos, especialmente a Nueva York, tenía miedo”.

“Pensaría que voy a caminar por la calle y alguien vendrá a dispararme, porque nunca había estado allí. Entonces sé por qué no están entusiasmados con eso, debido a muchos problemas con los derechos humanos y porque nunca han estado en Arabia Saudí. Así que es por eso que, ahora que nos abrimos y, con suerte, con la gente que viene a Arabia Saudí, ve el país y luego regresa e informa lo que vio, esto hará que tal vez la gente cambie de opinión”.

“Esto nos pasó con el Dakar, teníamos mucha gente, cerca de 3000 participantes y vinieron pilotos. La mayoría de ellos tenían la misma impresión y no estaban contentos. Incluso con la Fórmula E, como BMW y otros equipos, dijeron que no querían ir a Arabia Saudí. Pero después de que y después de que nos vieron y nos conocieron, cambiaron su perspectiva", comentó el príncipe. Según el presidente de la federación, es bueno que el país se abra al mundo como ya lo hizo con el Dakar y la Fórmula E:

“Este es uno de los temas y por qué teníamos esta mala imagen, porque estábamos cerrados, nuestro país estaba cerrado. Así que, parte de la visión y parte de la apertura de nuestro país, nos gustaría que la gente viniera y viese quiénes somos realmente. No tenemos nada que esconder. Si quisiéramos hacer un lavado deportivo de nuestra imagen o algo así, cerraremos nuestro país porque no te dejaremos venir a ver y conocer a nuestra gente”, sentenció.

Algo que la gente debería comprender, según Khalid Bin Sultan Al Faisal, es que Arabia tiene una profunda diferencial cultural con los demás países: "Definitivamente tuvimos una conversación sobre eso. Y lo sé, quizás esto es algo de lo que mucha gente habla con Arabia Saudí, pero no somos como los otros países. Sabemos que somos diferentes. Tenemos nuestra cultura. Hay cosas que la gente puede hacer en otros lugares que no puede hacer aquí. Pero respetamos nuestras diferencias y estamos abriendo nuestro país a cualquiera".

“No tenemos discriminaciones, así que todos pueden venir. Si eres hombre o mujer, no hay segregación. Sabemos que somos diferentes, pero respetamos nuestras diferencias. Y es algo que nos tomamos en serio. El deporte une a las personas. Por eso estamos organizando estos eventos", concluyó el príncipe.

Khalid Bin Sultan Al Faisal