El teletrabajo, una cuestión complicada en la F1

El aumento del número de carreras en 2021 y 2022 puede provocar que muchos equipos decidan disminuir su equipo en los circuitos para alimentar el trabajo en las fábricas. Sin embargo, el trabajo en remoto en la F1 no es fácil. A pesar de que algunos jefes de equipo, como Toto Wolff o Mattia Binotto, han afirmado que el año que viene no estarán en algunas carreras, las dudas sobre cómo afrontar el año que viene inundan el paddock.

Ferrari

El estresante calendario al que se verán sometidos los equipos obligará a que no todos vayan a todas las carreras. Dave Robson, jefe de rendimiento de Williams y veterano del paddock, cree que el teletrabajo en la Fórmula 1 no es una opción fácil: "Puedo hacerlo todo a distancia, tengo los recursos en la fábrica pero es fenomenalmente difícil". El inglés no estuvo en el Gran Premio de Turquía y fue consciente de ello: "Te das cuenta de la cantidad de matices y de conversaciones que te pierdes, y de lo difícil que es unir las cosas".

"No es fácil, especialmente cuando las condiciones son como las de Turquía. Si hubiera sido un fin de semana sencillo y en seco, creo que habría sido mucho más fácil, en parte porque no habría sentido la necesidad de involucrarme, y en parte porque creo que habría sido más fácil con menos cosas inusuales de las que preocuparse", indicó Robson.

Pese a esto, la FIA está considerando la opción de prohibir los garajes remotos, para que no haya equipos con cientos de personas trabajando en las fábricas durante las carreras. Dave Robson cree que esto no sería problema: "Es posible vivir sin ellos".

"Si retrocedes lo suficiente en el tiempo, no habrían existido y el equipo sobre el terreno puede hacer un trabajo perfectamente bueno. Así que puedes arreglártelas sin él siempre y cuando todos sigan las mismas reglas", dijo Robson para finalizar.