Toto Wolff debió tratar con una batalla interna entre sus pilotos en 2016. Lewis Hamilton y Nico Rosberg libraron una lucha que duró hasta la última carrera en Abu Dabi de esa temporada. El duelo tomó más fuerza cuando ambos pilotos quedaron fuera de carrera al inicio en el GP de España después de tocarse. Wolff ha llevado adelante esa lucha lo más transparente posible y si bien hubieron muchos momentos de furia el equipo permaneció unido y mostrando siempre unidad.

F1

Muchos compararon la rivalidad de los pilotos del equipo Mercedes con la vivida entre Senna y Prost en McLaren. Sobre ese tema y en unas declaraciones a la web motorsport, Wolff contó que le preguntó al piloto francés sobre su rivalidad con el astro brasileño. “Siempre hemos sido muy transparentes entre nosotros”, dijo Wolff.

“Al comienzo de mi paso por Mercedes, recuerdo una discusión con Alain Prost. Le dije: ¿Qué salió mal entre tú y Senna? Dijo que a veces no sabíamos si teníamos el apoyo del equipo o no. Siempre hubo política involucrada. Ahora no sé si eso es cierto porque yo no fui parte de eso, y ciertamente ellos tuvieron una gran época".

“Pero no jugamos a la política. Hacemos política afuera, pero no jugamos política adentro. Yo nunca lo permitiría. La transparencia, la honestidad entre nosotros, culpar al problema y no a la persona, y empoderar son los valores que más nos importan. Por eso es un buen lugar, un lugar divertido, pero también es un lugar para empujar".

Si bien la pareja Senna-Prost llenaron de gloria a McLaren también la llevaron al suicidio. En Mercedes esa lucha interna solo sucedió en 2016, desde la fecha en el equipo alemán no se permiten ese tipo de luchas fratricidas que pongan en peligro el resultado del equipo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.