El Gran Premio de Turquía 2020 lo recordaremos durante mucho tiempo. Las gracias se las tenemos que dar a las nubes pero, sobre todo, al genio turco que decidió reasfaltar el circuito semanas antes de que la Fórmula 1 llegara. Gracias a él, hemos vivido imágenes dantescas y otras históricas.

Hamilton, ante su primera victoria trabajada del 2020

Hamilton ha conseguido en Turquía su séptimo título de campeón del mundo. Y es también en Turquía dónde el inglés ha conseguido su primera victoria realmente trabajada de este año. Ha habido otras victorias que no han sido un paseo, pero ninguna como esta dónde ha tenido que currar tanto.

El inglés ha sabido trabajar de forma inteligente toda la carrera. Supo retroceder cuando vio que no podía adelantar a Vettel, esperando que la degradación apareciera en los neumáticos del alemán y aprovechando este periodo más conservador para pasar fácilmente a Sergio Pérez. Sin duda, el mejor piloto hoy sobre la pista.

Una lástima que este pilotazo no haya tenido presión durante todo el año. ¿Os imagináis a Hamilton luchando un Mundial contra Verstappen, Leclerc, Ricciardo, Pérez o Sainz? Ojalá lo veamos, pero el año que viene no va a ser desde luego. ¿Bottas? Trompeando en la 14º posición hoy.

Verstappen, preso de su propia presión

Max Verstappen ha hecho en Turquía una de sus peores carreras de los últimos. El holandés fue primero en todas las sesiones de entrenamientos libres pero en la clasificación no fue capaz de superar a Lance Stroll. Ahí empezó el calvario de Mad Max este fin de semana.

En carrera, la cosa fue a peor. Salió falta y fue adelantado hasta por el apuntador. Después, trompeó cuando intentaba un adelantamiento suicida sobre Pérez y volvió a trompear cuando intentaba adelantar a Albon. Finalmente, terminó 6º, por detrás de los dos Ferrari y de Carlos Sainz.

El holandés ha recordado al Verstappen de sus inicios. Puede que, al no estar los Mercedes arriba, el piloto de Red Bull haya creído que será la última oportunidad de ganar este año y la presión se lo haya comido. Sin duda, será un problema para Red Bull si el holandés empieza a cansarse de ser siempre segundo y empieza a realizar acciones suicidas para empezar a ganar.

Checo, 4º del Mundial y sin asiento

Sergio Pérez consiguió por fin un podio que anteriormente le había quitado su propio equipo. Hoy, los rosas no han podido urgir ninguna estrategia extraña para quitarle el podio y el mexicano ha conseguido una gran posición que huele a reivindicación.

Mientras que Pérez terminaba 2º y se colocaba 4º del Mundial, Stroll andaba saliéndose en cada curva en una segunda mitad de carrera horripilante. El canadiense ganó al mexicano el sábado, pero los puntos se reparten el domingo. Al menos hoy Checo ha dejado claro que si no sigue en el equipo es por no ser el hijo del dueño.

Todo son buenas noticias para Sainz

Carrerón, de nuevo, de Carlos Sainz, que le sirve para ponerse 7º del Mundial de Pilotos, superando a su compañero de equipo por un punto. El madrileño ha vuelto a demostrar que ya es un piloto maduro y ha sabido gestionar la carrera como todo un maestro. Remontó 10 posiciones para acabar 5º, y a punto estuvo de terminar 4º pero le faltaron unos metros para adelantar a Leclerc.

El buen momento de forma Sainz es una buena noticia para él en un momento que el McLaren parece débil en comparación con sus rivales. Pero la buena noticia llega desde Italia. El Ferrari parece ir cada vez más rápido y hoy han conseguido un 3º-4º que sabe a gloria en Maranello. A falta de tres carreras, Sainz mira de reojo lo que pasa en los coches rojos porque el año que viene se subirá a uno, y parece que el 2021 será mucho mejor para Ferrari que el 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.