El regreso de la Fórmula 1 a Turquía nueve años después no dejó indiferente a nadie tras los primeros entrenamientos libres sobre la pista del Istambul Park. El trazado otomano, recientemente reasfaltado, fue una auténtica pista de hielo para los 20 pilotos de la parrilla.

ISTANBUL PARK, TURKEY - NOVEMBER 13: Antonio Giovinazzi, Alfa Romeo Racing C39, leads Valtteri Bottas, Mercedes F1 W11 EQ Performance during the Turkish GP at Istanbul Park on Friday November 13, 2020, Turkey. (Photo by Mark Sutton / LAT Images)

Además, las bajas temperaturas en suelo turco complicaron un ya de por sí estreno para muchos pilotos, que esperaban poder rodar más rápido durante esta primera toma de contacto con el asfalto. Además, el desgaste tampoco es excesivo, como muestran las 33 vueltas realizadas por Latifi en un mismo stint.

Mario Isola, responsable de Pirelli en Fórmula 1, desgrana las condiciones de esta pista recién reasfaltada. "El nuevo asfalto del Istambul Park, que tiene menos de dos semanas, resultó ser extremadamente resbaladizo. De hecho, esperábamos algo más parecido a Portugal, pero en realidad era bastante diferente con muy poco agarre. Hubo una gran evolución en la pista a pesar de no tener carreras de apoyo aquí. Además, la superficie de la pista fue lavada durante la noche, lo que llevó a algunas zonas que estaban ligeramente húmedas esta mañana".

"Hemos visto un poco de granulado en la parte blanda como se esperaba en estas condiciones extremas debido al deslizamiento de los coches; esta situación debería mejorar durante el fin de semana, ya que se coloca más goma, los pilotos reciben más calor en sus neumáticos, y la pista sigue evolucionando. Sin embargo, tenemos que estar atentos al clima también; hay una posibilidad de que llueva en algún momento del fin de semana, lo que podría reajustar las condiciones de la pista y sumarse a lo que ya es un gran desafío".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.