Pirelli espera que Turquía sea un desafío para los neumáticos

Pirelli espera que el Gran Premio de Turquía sea complicado para la gestión de neumáticos, por lo que han optado por la gama más dura de ruedas. Mario Isola, sin embargo, dice que espera que no sea tan duro como Portimão. Para la primera visita de la Fórmula 1 a Turquía desde 2011, el año de debut de Pirelli, la firma italiana ha elegido los tres compuestos más duros de la gama: C1 como el duro, C2 como el medio, y C3 como el blando.

Pirelli

La pista ha sido reasfaltada recientemente y Pirelli no se la ha jugado en su elección. Mario Isola ha hablado sobre la elección de los neumáticos: "Turquía es otro nuevo lugar en este fascinante calendario de Fórmula 1 de 2020, y aunque es un lugar en el que hemos estado antes, a todos los efectos podemos considerarlo como un circuito totalmente nuevo para nosotros: especialmente porque no tenemos experiencia con el nuevo asfalto".

"En cuanto a los neumáticos, esperamos que Turquía sea un desafío en términos de cargas de energía, por lo que hemos decidido elegir los compuestos más duros, como lo hicimos en Portimão, aunque el nuevo asfalto pueda ser menos severo de lo que esperábamos".

Isola cree que la gestión de neumáticos será crucial en carrera por las peculiaridades del circuito: "Como ha sucedido a menudo este año, la información recogida en los entrenamientos será absolutamente crucial, especialmente el desgaste en un trazado tan exigente. Por supuesto, ninguna mención del Istanbul Park estaría completa sin hablar de la curva 8, que este año probablemente será tomada a fondo por la última generación de coches de Fórmula 1 de alta potencia, aumentando las cargas de los neumáticos en consecuencia. No será una carrera fácil para ellos, así que encontrar el nivel adecuado de manejo de los neumáticos será crítico."