Tras su séptimo título de constructores, Toto Wolff ha admitido que tantos años de trabajo y éxito han pasado factura a todos los miembros de la escudería alemana. Quizás esta facture termine sacando del equipo a algunos de sus miembros más importantes. Ya es público por todos que Toto Wolff está buscando un sustituto para su puesto, agotado por el esfuerzo que le ha llevado conseguir estos siete títulos consecutivos para Mercedes.

Toto Wolff

Sin embargo, el austríaco ha dicho que no es el único que pasa por estas circunstancias: "No sólo me ha afectado a mí, sino a todos los que están involucrados en el proyecto. Esto cuesta sangre, sudor y lágrimas. Eso pasa a puerta cerrada, nunca se ve. Parece que nos estamos paseando en la pista y ganando carreras, pero la verdad es que hay tanto sacrificio detrás de eso que solo compensa cuando ganas", añadió Wolff.

El austríaco contó cómo se estableció el objetivo para esta etapa de tantos éxitos: "En 2014 pusimos en la pared el objetivo de ganar un campeonato mundial de pilotos y constructores. Y Aldo Costa dijo: 'No creo que eso sea lo suficientemente ambicioso. Deberíamos escribir en el muro: nuestro objetivo es ganar múltiples campeonatos mundiales de pilotos y constructores'".

"En ese momento sentimos que era un poco exagerado. Pero gracias a Dios lo pusimos en el muro, porque sigue inspirándonos. Y cada temporada nos ha inspirado. Significa mucho pensar y soñar con lo que podríamos lograr en el futuro. Establecer esos objetivos como equipo y como individuos es una parte importante de nuestro trabajo", dijo Wolff para concluir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.