Pese a que el Circuit de Barcelona Catalunya suele ser escenario de carreras aburridas, en el GT Open resultaron ser todo lo contrario, con un polémico final que decidió el título.

El coche nº17 de Miguel Ramos y Henrique Chaves. Fuente: Daniel Ballarín

El International GT Open era el plato fuerte de todas las categorías que se daban cita el pasado fin de semana en Barcelona. Y en verdad no defraudó. En la pista catalana se llevaron a cabo dos carreras frenéticas que dieron lugar a una dura lucha por el campeonato, que al final se llevaron el español Miguel Ramos y el portugués Henrique Chaves.

La primera carrera resultó ser muy caótica debido a la presencia de un periodo de Safety Car durante la ventana de cambio de piloto (en el GT corren dos pilotos por coche, que se reparten parte de la carrera). Eso dio pie a que aparecieran equipos que se vieron muy beneficiados por la situación, como por ejemplo el coche de Óptimum pilotado por Nick Moss y Joe Osborne o el Teo Martin de Marcelo Hahn y Allam Khodair, y otros a los que la situación les perjudicó enormemente, como al coche de la pole y gran dominador hasta aquel momento: el Aston Martin de Salih Yoluc y Charlie Eastwood.

El Teo Martin de Marcelo Hahn y Allam Khodair fue uno de los beneficiados por la presencia del Safety Car el sábado. Fuente: Daniel Ballarín

Tras la retirada del Safety Car, los coches que dominaban eran los dos Optimum, pilotados por Osborne y el inglés Brendan Iribe, con una dura pugna entre ellos por la victoria. Finalmente, Iribe cometió un trompo que le hizo caer al décimo lugar, con lo que el Optimum pilotado por Osborne fue el vencedor por delante del Teo Martin de Allam Khodair y el Ferrari de Louis Prette y Vincent Abril, aspirantes al título. Sus rivales, Miguel Ramos y Henrique Chaves, fueron sextos, con lo que el campeonato se comprimía aún más y se decidiría en la manga final del domingo.

Nick Moss y Joe Osborne ganaron la primera carrera. Fuente: Daniel Ballarín

Y la verdad, la lucha final por el título no defraudó. La pole se la llevaron Prette y Abril, seguidos de Ramos y Chaves. Por tanto, aspirantes salían justo por delante de los defensores del liderato. Sin embargo, en la salida Prette se fue largo en la primera curva y Chaves cogió el liderato.

A partir de aquí la carrera se desarrolló sin mayores sobresaltos, con la diferencia entre el Teo Martin y el Ferrari AF Corse subiendo y bajando con el paso de las vueltas.

Sin embargo, al final, con Miguel Ramos y Vincent Abril al volante de los coches, la distancia cada vez se fue reduciendo. El francés era más rápido y fue recortando décima a décima al español hasta estar justo detrás de él. Finalmente, Abril realizó un intento de adelantamiento muy optimista a Ramos que provocó el trompo y abandono de este último. El Safety Car tenía que actuar. Vincent Abril se quedaba como líder de la prueba pero era de esperar que le cayera una sanción, cosa que finalmente sucedió al aplicarle una penalización de pérdida de 10 posiciones en la clasificación. De esta manera, los ganadores de la carrera eran Salih Yoluc y Charlie Eastwood, con su Aston Martin, seguidos del Lazarus de Fabrizio Crestani y Yannick Mettler y el Mercedes de JP Motorsport, pilotado por el ex F1 Christian Klien y Patrick Krupinski. Miguel Ramos y Henrique Chaves fueron los finalmente campeones del certamen.

Salih Yoluc y Charlie Eastwood ganaron el domingo. Fuente: Daniel Ballarín

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.