Otro palo para Red Bull en su iniciativa de congelar los motores. Si hace poco Ferrari ya dijo en boca de sus máximos dirigentes que votarían no a a congelación de motores, este fin de semana ha sido Renault el que ha dicho no estar de acuerdo tampoco con la medida. Con el abandono de Honda al término de la temporada que viene, la idea de Red Bull es comprar los diseños del motor Honda y mantenerlos ellos.

Cyril Abiteboul

Sin embargo, para que este plan funcione, los fabricantes tendrían que aprobar la congelación del desarrollo de los motores, ya que Red Bull no tiene el poderío económico para afrontar este desarrollo. Mercedes se mostró a favor de esta medida, ya que su plan es ir retirando poco a poco fondos de la Fórmula 1, y ya tienen el mejor coche. Ferrari, por su parte, se mostró en contra, ya que quieren poder igualar el potencial de su motor con el del motor Mercedes.

Este fin de semana, Renault también se ha mostrado en contra de congelar el desarrollo. Por dos motivos. El primero es que su motor todavía puede mejorar y acercarse al motor Mercedes. Por otro lado, si Red Bull no puede abordar el plan de comprar el motor Honda, tendría que llegar a un acuerdo con la marca francesa para que le suministra su unidad de potencia.

"Si me hubieras preguntado hace seis meses, habríamos presionado mucho para conseguir un presupuesto aún más bajo, para intentar contener los costes del chasis. Pero también para reducir los relacionados con el motor aceptando una congelación. Pero Red Bull Racing y Honda estaban en contra y lo aceptamos", ha dicho Cyril Abiteboul al ser preguntado por el tema.

"Así que continuamos en un camino diferente. Desde entonces, hemos estado muy ocupados trabajando en el desarrollo de motores de 2022", continuó. Teniendo en cuenta esto, el francés fue tajante: "Estoy en contra de congelar los motores. No tenemos intención de detener lo que podría ser una ventaja muy importante para nosotros. No lo aceptamos".

Abiteboul repitió el agumento de Ferrari, en el que decía que lo importante era pensar en el cambio de reglamento del 2026: "Tenemos que hablar para encontrar una solución para los motores del futuro, también desde el punto de vista de la sostenibilidad de las nuevas unidades de potencia. Estamos a favor de hablar de planes a medio y largo plazo, pero ciertamente no de congelar las unidades de potencia".

Sobre este tema también hablo Toto Wolff, que, pese a la buena acogida de Mercedes del congelamiento, parece descartar la idea: "Creo que el hecho de que dos de los fabricantes de unidades de potencia no estén de acuerdo significa que no se pueden congelar. Ellos tendrán sus razones para rechazar eso. Supongo que todos estamos preocupados por la situación en la que se encuentran Honda y Red Bull. Renault y Ferrari han sido muy directos con sus posiciones, así que desafortunadamente, no veo que vaya a suceder".

Mercedes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.