Una segunda ola de coronavirus está complicando las cosas en Europa. Es por eso que el jefe de Mercedes, Toto Wolff dice que la F1 debe adaptarse a estas circunstancias ya que los equipos pueden verse afectados en lo que refiere a viajes y movimiento de personal entre los países que podrían a imponer un nuevo bloqueo. En Imola ya se sufren los primeros cambios que esta segunda ola trae consigo.

2020 Emilia Romagna Grand Prix, Friday - Steve Etherington

El GP de la Emilia Romaña se pretendió realizar con una audiencia de 13.000 personas. Con el rebrote amenazando a Italia, los organismos de la salud optaron por que la carrera se realice a puertas cerradas. Ante esta eventualidad Wolff confirmó que en la reunión del lunes se puso sobre la mesa este tema. "Se ha discutido en la reunión del lunes porque las cosas se están complicando", dijo Wolff.

"Lo hemos hecho muy bien viajando como una burbuja. Tuvimos casos en la F1, pero fueron muy pocos. Creo que hemos reaccionado de la manera correcta. En ese sentido, creo que vamos a una pista de carreras, realmente no pongas a nadie en peligro porque estamos allí, en nuestro pequeño microcosmos. Pero no se puede ignorar el hecho de que las cifras van en aumento, y que podría llegar a un punto en el que algunos países cierren las fronteras, y eso obviamente va a afectar a la F1".

"Tal como están las cosas, y la información que obtuvimos de Chase Carey es que todo parece ir hacia adelante. Pero, como él también dijo, no sabemos qué sucederá la próxima semana con esos números en aumento, y no tenemos idea de lo que sucederá dentro de un mes. Así que creo que solo tenemos que adaptarnos".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.