Un dolor de cabeza obliga a Kevin Magnussen a abandonar en Imola

El equipo Haas ha vuelto a enfrentarse a dificultades en Imola. Romain Grosjean tuvo problemas en recta y la cabeza de Kevin Magnussen fue sacudida por la caja de cambios. Tras este gran premio, Haas esta situado 9º en el campeonato de constructores es 9º y a solo 5 puntos de Alfa Romeo.

ALGARVE INTERNATIONAL CIRCUIT, PORTUGAL - OCTOBER 24: Romain Grosjean, Haas VF-20 during the Portuguese GP at Algarve International Circuit on Saturday October 24, 2020, Portugal. (Photo by Zak Mauger / LAT Images)

Empezando por el piloto francés, Romain Grosjean salió 16º y acabó 12º confirmando el mal año de Haas. Tras acabar la carrera, el piloto nacido en Francia decía lo siguiente: "Fue una larga tarde. Lo intentamos y nos esforzamos, pero nos faltaba ritmo y velocidad en rectas, así que no hubo realmente una oportunidad".

"Pensé que podríamos tener una oportunidad después del coche de seguridad, pero estábamos perdiendo demasiado en la recta. El circuito de Imola es una buena pista, nos hemos divertido, pero ahora vamos a por la próxima".

Por otro lado, Kevin Magnussen salió 17º pero un problema físico provocó que tuviera que abandonar en carreras. Tras tomar aire, el piloto danés atendía a los medios diciendo lo siguiente: "Tuvimos un problema con la caja de cambios además de que lo tuvimos también en mi vuelta rápida en la clasificación. El problema volvió en carrera, estaba ahí desde la primera vuelta. Estaba teniendo cambios de marcha lentos, y no sólo son lentos, también es como un big bang cada vez que cambias de marcha".

"Parece estar bien durante un par de vueltas, pero luego empieza a sacudirte la cabeza locamente. Al final tuve un gran dolor de cabeza, se lo dije al equipo. Creo que sintieron que no había nada por lo que luchar, así que me llamaron a boxes. Quiero decir, me dieron vueltas al principio y eso fue realmente el final de todo. Perdí mucho tiempo para volver a la pista".

"El ritmo fue realmente bueno, fue mejor de lo que esperábamos, incluso con los cambios de marcha que nos costaban alrededor de medio segundo por vuelta".