Tras unos días de dudas, por parte del circuito de Imola, finalmente no habrá espectadores en el circuito este fin de semana. El Gobierno se ha mostrado inflexible con las medidas tomadas para frenar el coronavirus. La decisión del gobierno italiano sobre la posibilidad de acoger espectadores en el Gran Premio de Fórmula 1 de la Emilia Romaña que se celebrará en el Autodromo Enzo e Dino Ferrari en Imola se esperaba hoy y no se ha retrasado.

Circuito de Imola

Y la decisión ha sido irrevocable: la carrera se celebrará a puerta cerrada. Las autoridades locales esperaban poder acomodar a las personas que ya habían comprado las entradas para el fin de semana, pero la decisión del gobierno también puso fin a estas esperanzas a través del nuevo comunicado emitido por el primer ministro Giuseppe Conte.

Este comunicado ordenó el cierre de las instalaciones deportivas al público. El circuito de Imola no estará exento, aunque ya se habían vendido muchas entradas. Después de esta decisión del gobierno, se abre el turno para los reembolsos. Fórmula Imola, la empresa que gestiona el circuito, ya había hecho saber que pondría a disposición de todos los que ya habían comprado la entrada, una forma adecuada de reembolso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.