El director de carrera de F1, Michael Masi, no cree que la enfermedad de Lance Stroll antes del Gran Premio Eifel haya expuesto alguna laguna en los protocolos de pruebas de COVID-19 de la FIA. Durante todo el fin de semana se especuló con que el canadiense tuviese la enfermedad, pero finalmente se ha confirmado este miércoles.

Lance Stroll, Racing Point in the press conference

El director del equipo, Otmar Szafnauer, dijo que Stroll no se había sentido bien desde el Gran Premio de Rusia, dos semanas antes, pero que se le habían hecho pruebas de coronavirus después de mostrar algunos síntomas, y todos los resultados fueron negativos. Stroll se sometió a una prueba PCR el martes antes del Gran Premio de Eifel, lo que significa que pudo entrar en el paddock el jueves y el viernes.

"No, no creemos que haya ninguna laguna", dijo Masi al ser preguntado sobre si había dudas en el protocolo. El australiano descarga la responsabilidad sobre Racing Point: "Con respecto a la enfermedad de Lance, como cualquier otro piloto, es responsabilidad del piloto y del equipo, en este caso, Racing Point, determinar si creen que su piloto no puede conducir el coche, lo cual obviamente hicieron y eligieron hacer ayer".

Stroll fue el segundo piloto que se perdió una carrera por la enfermedad este año después de que su compañero de equipo, Sergio Pérez, se perdiera los dos grandes premios en Silverstone después de dar positivo en la prueba de COVID-19. También el equipo Mercedes se vio afectado por el coronavirus en Nürburgring, pero sus pilotos no se llegaron a ver afectados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.