Los Pirelli se enfrentan a una situación que normalmente no se ve en la F1: frío extremo. Sin embargo, esta preocupación puede desaparecer si llueve.

Bottas portando los Pirelli blando
Bottas portando los Pirelli blando

Mario Isola habló sobre los pocos datos que tienen este fin de semana: "Finalmente vimos algo de acción en el Nürburgring, con los pilotos entrando en la clasificación con sólo una hora de preparación. Como resultado, hay una serie de interrogantes para la carrera de mañana, ya que la F1 no ha corrido aquí desde 2013 y los equipos tienen muy pocos datos".

"Además de la estrategia, uno de esos interrogantes se refiere al clima, que será aún más frío y posiblemente húmedo mañana. Si se mantiene seco, los 10 primeros de la parrilla comenzarán con el neumático blando, lo que elimina una variable, pero lo que sucede después de eso está por verse. En estas temperaturas extremadamente frías, vimos algunos granulados ligeros por la mañana como era de esperar, pero a medida que se colocaba más goma en la pista y los coches adaptaban su puesta a punto, la situación mejoró".

"Cuidar los neumáticos mañana seguirá siendo crucial, en lo que debería ser un gran premio bastante impredecible con un clima incierto", concluyó el italiano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.