Lewis Hamilton tiene, de nuevo, la oportunidad de igualar a Michael Schumacher como piloto con más victorias en la historia de la F1. ¿Y qué mejor sitio para hacerlo que Alemania, casa de Mercedes?

Este fin de semana visitamos Nürburgring, pero eso no significa que vayamos a ver el GP de Alemania. Pese a que será la única vez que visitemos tierras teutonas este año, la organización decidió bautizar al evento como GP de Eifel. ¿Y qué es Eifel? Pues simplemente la región alemana dónde se encuentra el famoso circuito de Nürburgring, historia del automovilismo.

Mercedes es el principal y único favorito para la victoria, aunque ya hemos comprobado en carreras anteriores que si les pasan cosas, el resto está dispuesto a coger ese sitio. Con el campeonato de Hamilton en la mano, Mercedes tiene que estar muy atento al subcampeonato de Bottas, porque Verstappen está listo para aprovechar cualquier error del finlandés para arrebatárselo.

Ojo a la zona media en esta carrera, porque McLaren lleva carreras anunciando el inicio de una revolución con las mejoras que trae a Alemania. ¿Será suficiente para ponerse a la cabeza definitivamente en la zona media?

La lucha entra Racing Point, Renault y McLaren está más en lo alto que nunca, y cualquier detalle puede marcar la diferencia. En las últimas carreras, Renault ha sido la escudería más constante y Ricciardo el mejor piloto, aunque el podio se le escapa al autraliano.

La mala suerte persigue a Carlos Sainz y en Rusia acabó fuera en la curva 2. Veremos si este fin de semana la suerte le devuelve algo y le podemos ver arriba, ya que este año el podio está más factible que otros años. Pero no solo él está alerta: Sergio Pérez y Ricciardo siguen persiguiendo ese podio que les daría alas en lo que queda de año.

Pasados el ecuador de la temporada, las escuderías ya conocen dónde fallan sus monoplazas, y empezamos a ver mejoras en los equipos. Es el caso de Alfao Romeo, que cada vez están más cerca de la zona de puntos. Ferrari, en cambio, ni sube ni baja. O, más bien, bajan lentamente.

Los italianos ya están fuera de la Q3 de forma normal, y tan solo algunos milagros de Leclerc ponen al coche rojo en un sitio aceptable... en un mal día. Porque la realidad es que Ferrari tendría que estar peleando el Mundial, y veremos si están en la Q3 este fin de semana.

El circuito: Nürburgring

Germany_Circuit.png
Fuente: F1

El nuevo Nürburgring no es el antiguo, pero aún así es uno de los mejores circuitos de la Fórmula 1. El piloto que va bien aquí, apunta maneras, porque el trazado es muy técnico. Además, para colmo, este fin de semana tendremos lluvia, lo que unido a lo deslizante de la pista nos puede dar buenos sustos.

La curva 1 siempre nos da buenas salidas. Su giro de más de 90º implica que los coches tengan que frenar en seco, dándose varias oportunidades de adelantamiento. Sin duda, un circuito que el aficionado agradece.

La previsión meteorológica

Lluvia todo el fin de semana. ¿Vosotros os lo creéis? Nosotros tampoco, pero la previsión del tiempo dice eso. Tendremos todas las sesiones en mojado, y eso en Nürburgring es sinónimo de espectáculo. ¿Alguno se acuerda de Winkelhock?

¿Qué pasó en el GP de Alemania 2013?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.