La silly season se empezó a mover en la cuarentena, cuando no había mucho que hacer, pese a ello más de cinco meses después aún da sus últimos coletazos y es que los asientos de Alfa Romeo están aún sin confirmar.

RAIKKONEN Kimi (fin), Alfa Romeo Racing C39, portrait during the Formula 1 Gran Premio Heineken D’italia 2020, 2020 Italian Grand Prix, from September 4 to 6, 2020 on the Autodromo Nazionale di Monza, in Monza, near Milano, Italy - Photo Antonin Vincent / DPPI

La temporada de Alfa Romeo comenzó con muchas dudas. Estas eran la renovación de sus pilotos para 2021 y como funcionaría su coche tras el bajón del motor Ferrari. Cinco meses después tenemos una clara y otra no. El comportamiento del coche, al igual que el de todos los motorizados por Ferrari ha dejado mucho que desear. Sin embargo, el otro tema aún está por resolver.

Antonio Giovinazzi comenzó la temporada contra las cuerdas, el piloto italiano tenía que demostrar que merecía un asiento en la Fórmula 1. A día de hoy, tras más de medio campeonato disputado se encuentra empatado a puntos con Kimi Raikkönen.

Es cierto que están igualados en puntos, pero el puesto medio de Giovinazzi los sábados es 18º, mientras que el de Kimi es 17º. Los domingos la tónica se repite, la posición que ocupa el piloto italiano es la decimocuarta, mientras que el finlandés vuelve a estar una posición por encima.

Pese a esta gran igualdad parece que el único que tiene asegurado la continuidad es el finlandés. Parece ser que Giovinazzi se tendrá que esforzar mucho si quiere retener ese asiento, y es que el rumor de que Mick Schumacher le remplace retumba cada vez con más fuerza en el paddock.

El factor Mick Schumacher

El alemán, está realizando una temporada buena en la Fórmula 2. Poco a poco se esta quitando la etiqueta de que esta ahí por ser hijo del heptacampeón. Gracias a su buen hacer, se encuentra liderando el campeonato a falta de que se dispute la última cita de Bahréin, la cual decidirá al campeón.

Es innegable que la Fórmula 1 quiere el regreso del apellido Schumacher. Además, el hecho de que puede salir campeón de la Fórmula 2 y que pertenece a Ferrari hace que sus opciones de sustituir a Giovinazzi aumenten.

El salto de Mick a la Fórmula 1 es peligroso. Si salta sin ser campeón de Fórmula 2 y no cumple con las expectativas, puede hacer que su sueño se transforme en pesadilla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.