A pesar de que hasta 2022 no habrá cambio de normas, McLaren no se rinde y sigue introduciendo cambios en su monoplaza. El siguiente paso será ya, en la siguiente carrera.

Carlos Sainz, McLaren MCL35

La escudería inglesa basará su siguiente paso en la línea de desarrollo marcada por Mercedes y que Racing Point ha seguido este año. Así lo avanzó James Key en semanas anteriores y las últimas mejoras corroboran sus palabras.

En las últimas carreras se han introducido mejoras en el McLaren. En Bélgica, los monoplazas naranjas estrenaron deflectores nuevos, similares a los del Mercedes. En Mugello, también copiaron el alerón delantero de Mercedes para mejorar el rendimiento de los deflectores. Alerón delantero que revisado en Sochi para mejorar lo observado en la carrera anterior. Sin duda, una maratón de revisiones que buscan tener al equipo en forma para el 2022.

El sentido de esta maratón y este esfuerzo por mejorar es que hoy expira la fecha límite para homologaciones de la FIA. Por el coronavirus, la FIA adelantó la fecha límite de mejoras para esta temporada.

En el GP de Eiffel, McLaren introducirá de nuevo mejoras, esta vez en el suelo. Una vez observadis los resultados de las mejores introducidas, se adaptará el suelo para hacer el coche más eficiente. Puede que este nuevo suelo avance un concepto de rake nuevo en el coche, de cara a acoger el motor Mercedes el año que viene.

"Las piezas que se introdujeron en Sochi se comportaron según lo esperado", admitió Andreas Seidl. El jefe de McLaren señaló que no era simplemente una mejora, sino un cambio en la dirección del desarrollo: "No se trata de un gran paso adelante, sino de un cambio en la dirección del desarrollo. Vemos más potencial para este año y también para 2021 y por eso lo hacemos. El objetivo ahora es dar un paso más con nuevas piezas en Nürburgring".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.