El nuevo simulador de Ferrari se retrasará un poco más. La Scuderia contaba con su nuevo juguete para finales de esta año pero no va a ser así. Y es que las obras de la instalación si que terminarán a finales de año, pero el problema estará en el software.

Fuente: Ferrari

Hasta mediados del 2021 no se concluirá la fase de pruebas de dicho software, y es que todavía su desarrollo se encuentra en un estado prematuro. El nuevo simulador es una pieza clave para Maranello, ya que su problema habitual suele ser la falta de correlación entre los datos del simulador y las estimaciones de los ingenieros. Por ello, el simulador es necesario para que el Ferrari del 2022 nazca con buen pie.

El coronavirus ha roto todas las planificaciones y no será Sebastian Vettel sino Carlos Sainz quien pruebe el monoplaza del 2022, eso sí, de forma virtual. Por ello, en Ferrari están intentando acelerar el proceso todo lo posible, aunque la construcción de un software de estas características tiene unos tiempos mínimos de ejecución que no se pueden solucionar metiendo más mano de obra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.