José Luis Peláez se alzó con la victoria en el Tramo Cronometrado de Paracuellos, por delante de los N5 de José María López y Daniel Marbán.

Las carreras están viviendo un momento dulce en la Comunidad de Madrid y este fin de semana ha quedado claro en Paracuellos de Jarama. La cita de tierra ha contado con una inscripción de lujo con pilotos de renombre como Pepe López, vigente Supercampeón de España; Óscar Fuerte, piloto oficial de Ssangyong en el Dakar o Daniel Marbán, bicampeón de la Mitsubishi Evo Cup en el CERA. Aunque si hay un piloto que ha destacado ese ha sido José Luis Peláez, que se llevaba su primera victoria a los mandos del Skoda Fabia R5.

Aunque el Tramo Cronometrado de Tierra de Paracuellos se ha concentrado en la jornada del domingo, ya el sábado los motores rugieron cerca de la capital. Hasta la provincia de Ávila se desplazó el preparador RMC Motorsport con el objetivo de completar unos pequeños test junto Pepe López/Belén Vinaixa y el piloto Óscar Fuertes, ambos debutantes este fin de semana en la categoría N5 con unidades del Citroën C3 y el Kia Río respectivamente. Pruebas que se celebraron en Sanse Racing School con la presencia de Nacho Gabari, que también regresaba a la competición con un Mitsubishi Evo. Aunque no fueron los únicos que probaron la pista del piloto abulense, el propio Sanse también se enfundaría el casco por la tarde para realizar algunos kilómetros con el Peugeot 208 VTi R2 de Mavisa Sport.

El domingo la jornada de motor arrancó temprano en Paracuellos con las verificaciones administrativas y técnicas, además de la puesta en marcha del protocolo sanitario por parte de la Escudería Centro. Aunque los aficionados, que no pudieron acceder a las asistencias, tuvieron que esperar hasta pasadas las diez y media de la mañana para ver los coches en pista, en una primera manga de entrenamientos en la que los equipos prepararon las notas para el fuego real.

Con la llegada de la primera manga oficial, López demostró una gran adaptación al Citroën C3 N5 marcando el mejor tiempo y rozando los tres segundos de diferencia con la dupla Peláez/Del Barrio. Por detrás se quedaban los N5 de Daniel Marbán/Víctor Ferrero (Peugeot 308) y de Óscar Fuertes/Diego Vallejo. Aunque la alegría para el piloto de Citroën España duró poco y un fallo mecánico en la segunda manga dejaba vía libre a Peláez, que se llevaba el scratch por 7,9 segundos y escalaba hasta la primera posición, dejando a López tercero mientras que Marbán, que de nuevo era más rápido que Fuertes, se asentaba en la tercera posición.

Esta segunda pasada también dejó un abandono importante como el de Nacho Gabari/Eduardo Izquierdo, que tenían un toque con una piedra y dañaban la dirección del Evo VIII. Fruto de este incidente, y dado que la montura de la dupla de Rasante Sport se quedaba tirado en pista, dirección de carrera optó por detener a carrera durante unos minutos y se produjo un parón entre la salida de los Peugeot 208 R2 de Gómez-Manzanilla y Sansegundo.

La tercera y última pasada terminó de confirmar el buen rendimiento de Peláez y del Barrio a los mandos del Skoda, con el que se llevaban el mejor tiempo y la victoria, con una ventaja final de 5,6 segundos sobre López y Vinaixa. El tercer cajón del podio, después de marcar los tres mejores tiempos durante toda la prueba, fue para Marbán y Ferrero, seguidos del Fuertes/Vallejo y del Fabia R5 de Juan Pablo Castro/Juan Leal. Sexto de la general, y marcando el ritmo entre los dos ruedas motrices, terminaban Manuel Gómez-Manzanilla y Martín Lumbreras, que le ganaban la Clase 2 a Alberto Sansegundo y Eva Navas por 29 segundos. Juan Pérez/Alejandro Leseduarte (Evo X), Iñaki Tijera/José Miguel Zendoia (206) y Andrés López/Carlos López (206) completaron el top ten.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.