El idilio de Kimi Räikkönen con el circuito de Mugello no fue suficiente para que Alfa Romeo consiguiera la primera Q3 del año. El piloto finlandés está volando este fin de semana y colocando el coche dónde no le corresponde estar.

Photo Antonin Vincent / DPPI

Kimi Räikkönen consiguió hoy la tercera Q2 consecutiva de Alfa Romeo (las tres suyas) y clasificó 13º, por delante de pilotos como Vettel, Kvyat o Gasly. Kimi está subiendo su nivel en las últimas carreras y el Alfa Romeo parece que responde en sus manos.

Sin embargo, el finlandés quiere más: "El 13º es un buen resultado dadas las circunstancias, pero obviamente queremos mucho más. El coche se sintió bastante bien y sentí que sacamos todo lo que pudimos de él, pero sigue siendo decepcionante no estar más arriba en la parrilla, ya que estuvimos muy cerca del top ten. Seguimos presionando por un lugar en la Q3 y tarde o temprano vamos a entrar. Mañana sabremos si podemos entrar en los puntos: los adelantamientos serán difíciles, pero todo lo que podemos hacer es salir y hacerlo lo mejor posible".

Antonio Giovinazzi por su parte fue de nuevo derrotado por su compañero de equipo y la diferencia entre ambos empieza a ser preocupante. El italiano se mostró contrariado al final de la clasificación: "Estoy decepcionado por quedarme fuera en la Q1 ya que hoy tuvimos el potencial para hacerlo mejor. Hice una buena vuelta en mi primer intento, pero en el segunda no lo logré".

"Esta es una pista en la que un pequeño error te cuesta mucho porque este trazado es efectivamente una secuencia de curvas: si cometes un error, pierdes impulso y tu vuelta se arruina, y esto es lo que ha pasado. La carrera de mañana será dura: físicamente dura, con altas temperaturas y en una pista en la que los adelantamientos son difíciles. Haremos todo lo posible por recuperar algo de terreno".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.