Romain Grosjean: "Tengo una relación de odio y amor con Spa"

Tras una semana de descanso, la máxima categoría del automovilismo vuelve al asfalto al circuito de Spa-Francorchamps y por lo tanto, la celebración del Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1. Para dicho gran premio, el equipo Haas llega a tierras belgas con el objetivo de intentar luchar por entrar en la Q2 durante el sábado y sumar algunos puntos en la carrera del domingo.

Aprovechando la cita de este fin de semana, los dos pilotos del equipo estadounidense han comentado sus sensaciones para el Gran Premio de esta semana en Spa.

Photo by Mark Sutton / LAT Images

Romain Grosjean: “Mi primer experiencia en Spa creo que fue en 2004 en una carrera de la Fórmula Renault Eurocup. Había algo así como 45 coches en la parrilla en ese entonces. Sé que no clasificamos tan bien y, en esas circunstancias, Spa siempre se convierte en una carrera interesante. Cuando ves el circuito en televisión, es uno de los pocos en los que realmente ves qué tan arriba y abajo está. Sin embargo, en un coche más rápido, mejor se vuelve Spa. Obviamente, en Spa todo es cuestión de velocidad, realmente lo ves. Cuando conduces un coche de Fórmula 1, subes por Raidillon, alcanzas los 300 km/h antes de llegar y te sientes como si el muro estuviera frente a ti”.

“Las curvas fluyen mucho a través de la parte central del circuito. La clave siempre es encontrar el equilibrio adecuado entre las curvas fluidas y las de baja velocidad. Sin embargo, todos los años en Spa, cuando paso por Eau Rouge por primera vez durante el fin de semana, me siento mal. Mi estómago realmente sube y baja, pero desaparece después de la primera vuelta cronometrada. Es un circuito asombroso. El GP de Bélgica 2015 fue un muy buen fin de semana para nosotros, bueno, una especie de buen fin de semana, hubo algunos problemas fuera de la pista, pero en la pista todo fue bien”.

“En los entrenamientos libres, el coche ha funcionado muy bien, luego creo que me clasifiqué cuarto. Todo funcionó según lo planeado en la carrera. Pude adelantar a Red Bull, Williams y tuvimos un buen nivel de resistencia. Subir al podio en Spa siempre es muy especial. Especialmente para mí, he tenido una relación de odio y amor con Spa. Obviamente, mucha gente recuerda el comienzo en 2012, pero yo prefiero recordar el podio de 2015".

Kevin Magnussen: “Mi debut en Spa creo que fue una carrera de la Fórmula Renault 2.0 Northern Eurocup en 2009, consiguiendo un par de podios y la vuelta más rápida. Mi primera carrera de F1 en Bélgica fue en 2014, ya que tenía muchas ganas de rodar en Eau Rouge. En ese entonces, habían llegado el motor hibrido a la F1 ya que era el primer año de esta era y los coches no tenían tanta carga aerodinámica. Eau Rouge fue en realidad un desafío en ese entonces, lo cual fue muy bueno”.

“Siempre es una gran experiencia correr alrededor de Spa en F1, es realmente una de esas pistas legendarias. La carrera de 2016, bueno, desafortunadamente solo la recuerdo por ese accidente. Perdí la parte trasera en la parte superior de Raidillon y golpeé el muro en el exterior, lo que resultó en un choque masivo. Estuve bien el fin de semana siguiente cuando corrimos en Monza. Realmente no fue gran cosa. Un gran accidente, pero todo fue bien después".

CIRCUIT DE BARCELONA-CATALUNYA, SPAIN - AUGUST 16: Kevin Magnussen, Haas VF-20, in the pits during the Spanish GP at Circuit de Barcelona-Catalunya on Sunday August 16, 2020 in Barcelona, Spain. (Photo by Steven Tee / LAT Images)