Los recortes en carga aerodinámica previstos por la FIA para el 2021 fueron anunciados con la justificación de aumentar la seguridad en los coches. Los problemas de degradación durante el Gran Premio del 70º Aniversario propiciaron este cambio. Sin embargo, Pirelli dice que la culpa no es de ellos ahora.

Pirelli está obligado a suministrar los mismos neumáticos para la temporada que viene. Sin embargo, la carga aerodinámica sigue creciendo en los monoplazas, lo que hace los neumáticos más inestables. Por ello, la FIA introducirá algunos cambios en los suelos para reducir la carga.

Mercedes

Mario Isola, responsable de Pirelli en la F1, ha afirmado que la decisión es buena, pero que no puede considerarse una medida de seguridad porque Pirelli podría aumentar las presiones para compensar esto.

El italiano ha declarado que "la FIA decidió hacer eso, y no puedo decir que este de acuerdo". Isola ha querido descargar de Pirelli las culpas: "No quiero que el mensaje sea por razones de seguridad, porque podemos usar la presión para comensar el nivel de carga".

Isola ha afirmado que la decisión es más bien de rendimiento: "El aumento de la presión significa que tienes efectos secundarios como la degradación o el sobrecalentamiento, y los conductores no quieren eso". "Nosotros tampoco queremos eso, así que si la idea es reducir la carga, están ayudando a la situación", ha finalizado Mario Isola.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.