Pese a que el pasado Gran Premio de España se disputó a puerta cerrada, uno de nuestros compañeros tuvo la oportunidad de trabajar en el equipo de comisarios de la carrera, os explicamos la experiencia. La semana pasada se disputaba el Gran Premio de España de Fórmula 1, el cual se había pospuesto de mayo hasta agosto, el hecho de que no hubiera público dejo al evento un tanto deslucido.

Sin embargo, sí que hubo un pequeño grupo de gente que pudo presenciar la carrera en directo. Este reducido grupo de gente es el equipo de comisarios y "marshalls" que estuvieron colaborando de forma casi altruista con tal que el gran premio se desarrollara según lo previsto y no sucediera nada no planificado.

Y es que, a diferencia de lo que puede parecer, la faena de los comisarios es harto compleja e incluso en ocasiones dura. Empieza con el madrugón correspondiente a cada día, ya que antes de las 8 de la mañana ya tienen que estar en el circuito.

Una vez un comisario llega al circuito y entra en el recinto, lo primero que tiene que hacer es desplazarse hasta el punto de control que se le ha asignado. Respecto al circuit de Barcelona-Catalunya, los controles se dividen en curvas: es decir el puesto de control de la curva 1 será el control 1, el de la 10 el control 10 y así sucesivamente. En algunas curvas, como es el caso del curvón 3, al ser curvas muy largas, puede darse el caso de que haya varios controles a lo largo de la curva. En ese caso se numeran en control 3.0, control 3.1 y control 3.2.

Ejemplo de punto de control en el Circuit. Aquí el control 0, en la recta/F1.com

Una vez en el control, lo primero que se tiene que hacer es colocarse la ropa que se tiene que utilizar de cara a la carrera. Este se compone de un mono ignífugo contra incendios por si hay que actuar con fuego, un casco similar al que se usa en las obras de infraestructura, y guantes. En lo referente a los guantes se utilizan cualquier tipo de guantes que se pueden encontrar en una ferretería. Sin embargo, para la Fórmula 1 también se usan unos guantes de goma especiales para prevenir una electrocución en caso de que se toque indebidamente al monoplaza averiado. Como se pueden imaginar, toda esta vestimenta da bastante calor y más en verano.

El uniforme de oficial es bastante caluroso... ¡Y más en agosto!/F1.com

Una vez vestidos, el siguiente paso es comprobar que tenemos todas las banderas y material necesario para realizar indicaciones a los pilotos. En el caso de la Fórmula 1 y categorías inferiores las banderas que tienen que estar presentes son: la bandera amarilla, la roja, la verde, la azul, la blanca y la de franjas rojas y amarillas.

A las 4 primeras, que seguramente el 99% de la gente que lea este artículo ya sabrán lo que indican, hay que sumarle la blanca, que indica que un vehículo circula anormalmente lento, y la de franjas rojas y amarillas, que indica pista deslizante. También hay que tener el cartel de Safety Car y todas estas banderas se complementan con las señales de los carteles luminosos, que son accionados por un miembro de cada control con la formación correspondiente.

La jornada empieza con la inspección de pista. El director de carrera, Michael Masi, da una vuelta a la pista subido al Safety Car para asegurarse que todo el personal y material está en orden. Previamente también los responsables del circuit hacen otro ensayo 10 minutos antes con el fin de asegurarse que nada fallará durante el ensayo de la FIA. Posteriormente se realiza un ensayo de procedimiento de Safety Car para que todos los controles sepan cómo manejar las banderas y paneles en cada momento durante el procedimiento.

La primera carrera del domingo es la Fórmula 3. Las carreras de Fórmula 3 y Fórmula 2 suelen ser por lo general bastante tranquilas, aunque depende del puesto en el que tengas que actuar. En el circuit suelen ser los de las curvas 1, 2, 4, 5 y 10 los que suelen tener que realizar más rescates.

En los controles que no se encuentran en lugares críticos, la faena a realizar se limita a estar atentos a la radio central para ser rápidos en caso que se requiera desplegar el Safety Car.

Las carreras de la Porsche Supercup son las más animadas y donde más se requiere hacer rescates/Photos Spa-Francorchamps , Manuel Goria

La carrera que suele resultar más animada es la Porsche Supercup. Se trata de una categoría que involucra a jóvenes promesas de categorías de turismos, con pilotos de pago (o lo que popularmente se conoce como "gentleman drivers"). Muchas veces suele haber gran cantidad de incidentes e incluso en zonas que dificilmente uno se podría imaginar que podría suceder un problema serio. También hay que estar atentos a los límites de pista, ya que los pilotos de la Porsche también suelen ser propensos a apurar la pista más de lo deseable. Generalmente más que en las categorías de monoplazas.

Por último la carrera de Fórmula 1 suele ser la menos movida del fin de semana. El procedimiento previo al gran premio suele ser similar que en las categorías inferiores y en las primeras vueltas sobretodo uno tiene que estar atento a que dirección de carrera no decida desplegar el Safety Car. En el caso del Gran Premio de España de este fin de semana no fue el caso, pero conforme pasan las vueltas la preocupación del comisario de pista pasa a ser otra: las banderas azules.

Cuando el líder de carrera empieza a cazar a los pilotos más rezagados del pelotón para sacarles vuelta, al principio resulta muy trivial reconocer cuál es el piloto al que hay que mostrarle la bandera. Sin embargo, conforme va avanzando la carrera, esta tarea se va volviendo más compleja, ya que, especialmente en carreras como la que vimos este domingo en el Circuit de Catalunya, puede darse el caso que el líder Lewis Hamilton, doble a por ejemplo el Red Bull de Alex Albon. Para facilitar la faena desde la central de comisarios se nos va indicando a qué piloto hay que mostrarle la bandera y alrededor de qué punto de control se encuentra en aquel momento.

Una vez terminada la carrera termina la faena del gran premio propiamemnte dicha. Se recogen banderas, paneles y monos en un baul que se guarda en la caseta del puesto de control y, una vez hecho, ya se puede abandonar el circuito.

La bandera azul es una de las más utilizadas a lo largo de una carrera de Fórmula 1./F1.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.